Habrá reducción de suministro de agua en Neza

A partir de mañana iniciará el recorte de agua potable y durará entre 24 y 24 horas por los trabajos de ampliación de la autopista México-Puebla. Abastecerán a los habitantes afectados con pipas ...

Nezahualcóyotl

La Comisión de Agua del Estado de México (CAEM) informó que debido a los trabajos de ampliación de la autopista México-Puebla se reducirán 270 litros por segundo el suministro de agua potable, lo que afectará a 115 mil habitantes de los municipios de Los Reyes La Paz y Nezahualcóyotl.

El vocal ejecutivo de la CAEM, José Manuel Camacho Salmón, indicó que la Comisión Nacional del Agua notificó el recorte del suministro del vital líquido, que durará entre 24 y 48 horas.

Detalló que los trabajos que realiza Caminos y Puentes Federales iniciarán el miércoles 6 de julio a las 13:00 horas.

Manifestó que en el Estado de México se implementará un operativo para abastecer a los habitantes afectados a través de pipas gratuitas.

Explicó que las colonias que resultarán afectadas por la reducción del suministro en el municipio de Nezahualcóyotl son: Loma Bonita, La Perla, Reforma, Benito Juárez, Evolución y Metropolitana (primera y segunda sección).

En Los Reyes La Paz, dijo, el desabasto se resentirá en la cabecera municipal y la colonia Emiliano Zapata.

En total, destacó, 115 mil habitantes mexiquenses se verán afectados con la reducción del suministro de agua potable.

El funcionario estatal precisó el municipio de Nezahualcóyotl recibe tres mil 210 litros de agua por segundo, por lo que con el recorte sólo recibirá dos mil 940 litros por segundo, más el suministro que tiene de fuentes propias.

En esta localidad la CAEM brindará apoyo gratuito a las familias afectadas con 15 pipas.

Los Reyes La Paz, agregó, recibe 695 litros por segundo y con el recorte recibirá 425 litros por segundo.

Ante ello, dijo, la dependencia estatal pondrá a disposición de las familias el abasto gratuito por medio de cinco pipas.

Finalmente, señaló que ya fueron notificados ambos gobiernos municipales para que se tomen las medidas pertinentes e informen a la población, además de que establezcan operativos para coadyuvar a atender a las familias que sufran escasez por la reducción del líquido.