Guillermo Valencia: si vuelvo sin seguridad, me dan balazo

El presidente municipal constitucional de Tepalcatepec dijo que espera respuesta a la solicitud de seguridad que le hizo al Presidente y a la CNDH a través de una carta, que envió hace mes y medio.
Guillermo Valencia se presentó solo ante la PGR
Guillermo Valencia se presentó solo ante la PGR (Guillermo Estrada)

Ciudad de México

Guillermo Valencia, presidente municipal constitucional de Tepalcatepec, Michoacán, dijo que solo espera respuesta del gobierno federal a su solicitud de seguridad para volver al municipio, el cual abandonó en mayo de 2013, presuntamente por amenazas de muerte y persecuciones de hombres armados.

"Envié una carta hace un mes y medio al señor presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, les solicité seguridad", señaló en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

"Lo único que le pido al gobierno federal, y le solicité a la CNDH, es seguridad para regresar", dijo, porque "estoy seguro de que me van dar un balazo si regreso a Tepalcatepec".

"Yo como presidente municipal tengo el derecho de regresar y tengo el derecho de pedirle al gobierno federal que me ayude", afirmó al recordar que a otros alcaldes y autoridades locales se les ha brindado protección.

"Yo soy una autoridad legítimamente constituida", sostuvo. Dijo que quiere reasumir su cargo "para cumplir con el mandato constitucional, el pueblo así lo decidió en un proceso electoral".

Ante la detención de alcaldes y funcionarios michoacanos por sus nexos con el crimen organizado que opera en la entidad, el caso más reciente de la alcaldesa de Huetamo, Dalia Santana Pineda, Valencia dijo estar "acostumbrado a que me acusen, pero no han podido probarme nada".

Reconoció que se reunió bajo amenazas con algunos criminales, pero descartó haber estado con La Tuta, y dijo que sobre esas reuniones ya declaró ante la Seido.

Cuestionado sobre la situación actual en Michoacán, dijo que ve "que los delitos están disparados, no solamente el secuestro, el homicidio, la extorsión", y consideró que "el comisionado (Alfredo Castillo) debe prestar oídos a los verdaderos liderazgos" de las autodefensas, como José Manuel Mireles.