Padrés construyó represa en rancho familiar, acusan

Señalamientos de los delegados de la Conagua, Profepa y Sagarpa en Sonora.
Me culpan sin haber investigado, responde el Ejecutivo estatal.
Me culpan sin haber investigado, responde el Ejecutivo estatal. (Héctor Téllez)

Hermosillo

Los delegados federales de la Conagua, Profepa y Sagarpa acusaron al gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, de haber construido de manera ilegal una represa en el rancho Pozo Nuevo propiedad de su familia.

César Lagarda, delegado de Comisión Nacional del Agua (Conagua), enfatizó que el organismo estatal no tenía registro alguna solicitud o autorización  para la construcción de dicha obra, cuya inversión estimada rebasa los 3 millones de dólares.

El funcionario estatal aseguró que la obra es ilegal, la cual, dijo, podría estar afectando a decenas de ganaderos y agricultores del municipio de Bacanuchi en la zona del río Sonora.

“No hemos encontrado ningún expediente, ninguna solicitud, ningún trámite que se haya hecho para construir esa obra. Esa obra está simplemente en el terreno de la ilegalidad y no se cumplió con lo que establece la Ley de Aguas Nacionales”, aseveró en el programa Punto de Partida conducido por Denise Maerker en Televisa.

A esto, coincidió, Jorge Suilo Orozco, delegado Sermarnat en Sonora.

“No lo tenemos, ningún registro en la delegación, donde hayan solicitado un tipo de tramite para hacer ninguna obra de presa, ningún manifiesto de impacto ambiental que se requeriría en ese caso y un permiso de suelo.

“Un requisito es precisamente el manifiesto de impacto ambiental y en caso de proceder el cambio de uso de suelo”, afirmó.

El rancho Pozo Nuevo cuenta con aproximadamente tres mil hectáreas, de las cuales 60 son dedicadas al cultivo de forrajes ganaderos y cuenta con una huerta de 300 hectáreas de árbol de Nogal. En la declaración patrimonial que presentó Guillermo Padrés en 2005, siendo subdelegado de la Sagarpa en Sonora, señala que su rancho Pozo Nuevo, tenía un valor de 800 mil pesos. Hoy, se calcula que en el rancho se ha hecho una inversión millonaria, indica el reportaje.

De acuerdo con el gobierno de Sonora, el rancho tiene 60 años en manos de la familia del mandatario y recientemente fue heredado a los hermanos Guillermo y Miguel Padrés Elías, según lo dicho por en el programa Punto de Partida conducido por Denise Maerker en Televisa.

El reportaje indica que el represo provoca el azolve de decenas de pozos de pequeños ganaderos y agricultores de esa región.

La respuesta

En respuesta, el gobernador de Sonora pidió la renuncia los delegado federales de Conagua, Profepa y Semarnat, “por haber juzgado sin mediar investigación en el caso de la represa del rancho Pozo Nuevo”.

El mandatario estatal aseguró que los delegados federales César Lagarda, de Conagua; Jorge Flores Monge de Profepa y Jorge Suilo de Semarnat, fueron “irresponsables y faltos de ética al prejuzgar sin ningún tipo de investigación sobre el represo propiedad de la familia Padrés.

En un comunicado de prensa, el Ejecutivo estatal subrayó que las acciones de los funcionarios federales mostraron un claro interés político al hacer los señalamientos.