CNTE toma dos plazas comerciales en Oaxaca

Los maestros de la sección 22 se sentaron frente a los accesos de las tiendas departamentales y los restaurantes de comida rápida.

Oaxaca

Profesores de la sección 22, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), tomaron dos plazas comerciales de Oaxaca en protesta por la armonización de la reforma educativa.

Los inconformes, se colocaron frente a los accesos de tiendas departamentales y restaurantes de comida rápida además de que se apoderaron del estacionamiento central ubicado en cada uno de los polígonos comerciales.

La protesta provocó que decenas de trabajadores se quedaran fuera de sus centros laborales; mientras que  algunas amas de casa que compran en el lugar se quedaran con la bolsa vacía en las manos.

En el zócalo de la Ciudad de Oaxaca, el contingente de maestros amplió su plantón rotativo hasta la zona de restaurantes, con apoyo de organizaciones aliadas, ligadas con la desaparecida Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

Los docentes también realizaron labores de volanteo en los cruceros y entregaron trípticos a los automovilistas, explicándoles causas de su movimiento.

Los educadores exigen a los legisladores la aprobación de una ley estatal que incluya su propio plan de evaluación al que han denominado Plan Alternativo de Educación (PETEO), rechazando el “albazo”, legislativo que preparan las fracciones de PRI y del PAN para armonizar la reforma educativa federal a las leyes locales.

Los maestros también se declararon en alerta para evitar cualquier intento de la Secretaría de Educación Pública (SEP) por aplicar en Oaxaca los exámenes de oposición del sistema de evaluación docente para el nivel básico y medio superior.

Durante las movilizaciones, los inconformes desarrollaron pequeños mítines con megáfonos donde advertían a la ciudadanía y turistas los factores negativos de la reforma educativa federal que fue promulgada por el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto que tiene el interés de privatizar la educación básica en el país.

A pesar de la inconformidad por los bloqueos, no se han generado roces, ni enfrentamientos.

El empresario Benjamín Hernández, presidente de Coparmex, demandó a los profesores de Oaxaca cambiar los métodos de lucha que aplican en prejuicio de terceros, porque atentan contra la paz social y la gobernabilidad.

En tanto la  industrial Adela Santos, urgió valer el estado de derecho contra quienes tomen y cierren comercios, demandando al gobierno estatal acabar con la impunidad que envuelve a este tipo de grupos desestabilizadores

Sin embargo, el sector hotelero reportó que las acciones magisteriales reportadas durante el puente vacacional de verano pudieran impactar la economía estatal y la imagen de la ciudad.