Fracasa intento de la CNTE de sabotear la Guelaguetza

El gobernador de Oaxaca reiteró que no se negocia la ley y aseguró que se aplicará la reforma educativa en el estado, luego de que maestros tomaron dos accesos a la Valeria del cerro del Fortín.
Unos 200 policías cercaron el acceso para llegaran hasta la Velaria del cerro del Fortín, donde se celebraron las dos presentaciones de la octava del Lunes del Cerro para impedir que maestros llegaran.
Unos 200 policías cercaron el acceso para llegaran hasta la Velaria del cerro del Fortín, donde se celebraron las dos presentaciones de la octava del Lunes del Cerro para impedir que maestros llegaran. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Unos 500 profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), intentaron sabotear sin éxito, los festejos de la Guelaguetza que este lunes concluyeron con saldo blanco.

Los maestros intentaron presionar al gobernador Gabino Cué para que se autorizara la entrega de plazas automáticas a unos mil normalista, que se negaron a evaluarse en la Ciudad de México como tercera opción luego de los últimos dos boicots a las evaluaciones realizadas por el magisterio.

Sin embargo, el gobernador afirmó que pese a que dialoga y concilia con los docentes, no negociara la ley, y tampoco intervendrá para ceder a los caprichos del gremio, dejando claro que en Oaxaca se tendrá que aplicar la reforma educativa federal.

En su séptimo día de plantón "rotativo" en la zona del centro histórico, unos 500 maestros de la CNTE, provenientes de la región de la Costa, marcharon desde la periferia para posesionarse durante ocho horas de los dos accesos que conducen a la Velaria del cerro del Fortín, donde se celebro las dos presentaciones de la octava del Lunes del Cerro.

Los inconformes lanzando consignas trataron de avanzar hasta el sitio del festejo, pero las fuerzas estatales de seguridad montaron un cerco de seguridad conformado por unos 250 policías antimotines, para contenerlos.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Alberto Esteva Salinas, afirmó que el cerco policiaco solo fue de contención, y para resguardar una fiesta que no es del gobierno, sino del pueblo de Oaxaca, no para reprimir a los docentes.

En tanto el gobernador Gabino Cué, afirmó que convocó a los docentes a una mesa de diálogo para avanzar en los temas que pudieran estar pendiente en la agenda de trabajo.

"Yo he estado con ello en diferentes ocasiones, me he sentado por más de cinco horas para darle cause a sus peticiones, y no hay ningún motivo para se manifiesten de la manera que lo hicieron, creo que fue un exceso, cuando hemos dado respuesta a todas sus demandas.

"Se ha trabajado-dijo- con la CNTE en una nueva ley estatal de educación, y se avanza en el tema del plantilleo de la nomina y no hay ningún pago rezagado, no entiendo el por qué se su proceder".

Cué, dejo claro que la ley no se negocia, y rechazó que se vaya a intervenir en lo personal para otorgar las plazas automáticas a los normalistas.

Dejo claro que hay un examen que se tiene que presentar y no hay forma de evitarlo, porque ello es un mandato constitucional.

"Mi llamado es a los normalistas para que acudan a presentar su examen, por que de lo contrario difícilmente podrán acceder a una plaza de docente".

El cerco ubicado por los docentes a cada uno de los dos accesos al auditorio, trato de limitar la llegada de los asistente por la vía terrestre y en vehículos a la Guelaguetza, pero los turistas y espectadores, optaron por ingresar al encuentro a pie y avanzando por las escalinatas.

Por momentos y durante el bloqueo se registró tensión cuando los manifestantes trataron de retirar las vallas metálicas, sin registrarse enfrentamientos.

El secretario de Turismo y Desarrollo Económico, José Zorrilla, confirmó que los festejos de la Guelaguetza se desarrollaron en lo general, de manera pacífica y con saldo blanco.

Dijo que al concluir las fiestas de los Lunes del Cerro, la capital oaxaqueña, reportó pese al plantón que esta instalado en la zona del Centro Histórico una ocupación hotelera del 85 por ciento, que ha representando una asistencia de poco más de 135 mil visitantes, la mayor parte nacionales que han generado una derrama económica para el sector servicios y turismo de 290 millones de pesos.