Defecto de construcción causó derrame: Grupo México

La empresa minera lamentó el accidente ocurrido el 6 de agosto y las afectaciones causadas a las poblaciones rivereñas y al medio ambiente. 
Personal del Grupo México limpia el Río Sonora.
Personal del Grupo México limpia el Río Sonora. (Felipe Larios Gaxiola)

Ciudad de México

Grupo México reconoció que un defecto en la construcción en el sello de una tubería del sistema Tinajas 1 fue la que provocó el derrame de ácido al Río Sonora el pasado 6 de agosto.

“Reconocemos que, entre otros factores, una causa relevante de estos hechos fue un defecto de construcción en el sello de una tubería del sistema Tinajas 1, que forma parte de las obras en construcción para una nueva planta de proceso de cobre y que fue contratada y encomendada a una firma contratista especializada de la región, denominada TECOVIFESA. Sin prejuicio de los anterior, la empresa no soslayará su compromiso de reparar las afectaciones ambientales provocadas por el derrame de nuestros materiales”.  

A través de un desplegado publicado hoy, dirigido al presidente Enrique Peña Nieto, la empres reitera su compromiso “de cumplir con México y con los objetivos de su gobierno especialmente, en este momento, en la atención de los efectos y consecuencias de este lamentable accidente.

“Una vez superada la fase crítica de la contención del derrame, iniciamos, hace 10 días, los trabajos de reparación y limpieza de las áreas afectadas con la intervención de cerca de mil 200 personas, organizadas en cuadrillas, privilegiando contratar habitantes de las zonas afectadas”, señala el documento.

Grupo México señaló que los trabajos de limpieza los realizan nueve empresas especializadas en construcción y reparación.

“Estableceremos a la brevedad, ventanillas para facilitar la pronta solución de las reclamaciones por los daños materiales sufridos por la población afectada por el accidente”.

La minera reiteró que desde el 6 de agosto notificó el derrame vía telefónica, por medios electrónicos y mediante escrito formal a la autoridad y “comenzaron de inmediato las acciones de contención de la solución acidulada de sulfato de cobre, en colaboración con autoridades y expertos”.