Giran orden de aprehensión en Argentina contra Greg Sánchez

La jueza federal Verónica Skanata libró una orden de aprehensión contra el ex alcalde de Cancún por su presunta responsabilidad en el delito de lavado de dinero.
Greg Sánchez se reunió con la presidenta Cristina Fernández, con apoyo del presidente venezolano Hugo Chávez, a quien acompañó como invitado a una recepción oficial.
Greg Sánchez se reunió con la presidenta Cristina Fernández, con apoyo del presidente venezolano Hugo Chávez, a quien acompañó como invitado a una recepción oficial. (Cortesía)

Cancún

La jueza federal en Argentina, Verónica Skanata, libró una orden de aprehensión contra el ex alcalde de Cancún, Gregorio Sánchez Martínez, por su presunta responsabilidad en el delito de lavado de dinero, confirmaron familiares del acusado.

La Administración Federal de Ingresos Públicos de ese país denunció al ex alcalde de Cancún por los delitos de lavado de dinero y evasión fiscal debido a que compró con dinero en efectivo un predio campestre valuado en dos millones de dólares.

La finca, de 930 hectáreas, ubicada en la provincia de Entre Ríos, a 170 kilómetros de Buenos Aires, fue comprada por Sánchez Martínez presuntamente al margen del registro a que obliga la ley del país, y pagada en efectivo.

La jueza también ordenó asegurar la casa de Greg Sánchez en la ciudad de Posadas, provincia de Misiones, hecho que se llevó a cabo ayer.

El aseguramiento, ejecutado por agentes de la AFIP -equivalente al Sistema de Administración Tributaria en México- apoyados por la Gendarmería Nacional en cumplimiento del laudo de la jueza federal Verónica Skanata, explicó el abogado del ex edil, Luis Marinoni.

En un comunicado distribuido el jueves a medios locales de Cancún, Sánchez Martínez, rechazó "categóricamente" la información publicada en medios de comunicación y redes sociales sobre la compra, señalada como ilícita en Argentina.

"No he hecho negocios ilegales. No quiero, de ninguna manera, que se desate nuevamente una guerra mediática en mi contra. Me encuentro tranquilo con mi familia y sin problemas", se lee en la comunicación.

Luego de que se diera a conocer el fallo de la jueza, Sánchez Martínez voló a Nueva York, desde donde habló con sus hijos, Alan y Karina,sus tíos Eduardo, Miriam y Zina y su yerno Alejandro Luna, quien dijo que el ex alcalde les pidió que viajaran a esa ciudad para consultar a los abogados de un bufete de Miami, Florida, con los que analizará su defensa.

Alejandro Luna, esposo de su hija de Karina y ex diputado local por el Partido del Trabajo, rechazó los cargos de la autoridad sudamericana, dijo que "es falso, es una calumnia para perjudicarlo políticamente".

Un informe de las autoridades fiscales argentinas establece que la presentación fue ordenada el pasado lunes.

La policía buscó al ex alcalde en el domicilio señalado ante la autoridad migratoria, en la ciudad de Posadas, provincia de Misiones, pero este fue encontrado vacío y en Migración no se reportó registro de la salida de Greg del país sudamericano.

Explica que la investigación sobre el político mexicano se inició en febrero pasado, luego de reportes sobre Greg y sus antecedentes en México, así como indagaciones de Interpol por vínculos con grupos del crimen organizado, lavado de dinero y evasión fiscal.

El mexicano indiciado declaró residencia oficial en la ciudad de Posadas, provincia de Misiones, en la frontera con Brasil y Paraguay, según el informe difundido en el portal de internet de AFIP.

En México la Administración Federal de Ingresos Públicos solicitó cooperación al Sistema de Administración Tributaria, que a su vez turnó el caso a la Procuraduría General de la República, para abrir una investigación.

El miércoles pasado la autoridad hacendaria ratificó la denuncia ante el Juzgado Federal de lo Criminal en Buenos Aires, explicó que la operación no se realizó a través de bancos.

La noticia causó revuelo en Quintana Roo, en donde Greg Sánchez fue presidente municipal por el PRD en 2008, pero concluyó el trienio para buscar la gubernatura del estado. En plena campaña, en mayo de 2010, fue aprendido por el Ejército, acusado por relaciones con el crimen organizado, lavado de dinero y otros.

Fue exculpado catorce meses después por un juez federal y regresó a Cancún. Abandonó el PRD y buscó ser Senador por el Partido del Trabajo. Fracasó en su empeño y desapareció de nuevo.

La autoridad argentina migratoria informó que Sánchez llegó a radicar en ese país en 2013, su esposa cubana, Niurka Saliva, lo había hecho en 2011, durante el proceso penal contra su esposo, aunque entraba y salía constantemente, señala el informe difundido por Buenos Aires.

Cuando inició su gobierno como alcalde, en 2008, Sánchez Martínez en su declaración de bienes, informó ser propietario de 32 propiedades en varios estados del país, 27 de ellas compradas de contado, con valor conjunto de 962 millones 915 mil pesos.

La declaración aparece en el expediente penal contra el ex alcalde, elaborado en 2010 por la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada contra Sánchez Martínez por presunto lavado de dinero y tráfico de personas.