Gobierno de Michoacán suspende acuerdos con CNTE

El gobernador interino, Jesús Reyna dijo que mientras se mantengan las movilizaciones, se suspenderán los pagos al magisterio.
El gobernador interino de Michoacán.
El gobernador interino de Michoacán. (Archivo)

Morelia

El gobernador de Michoacán, Jesús Reyna anunció que mientras los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación mantengan sus movilizaciones en la entidad, el Ejecutivo estatal suspenderá cualquier tipo de acuerdo que hayan firmado en la minuta que aprobaron con la Secretaría de Educación en meses pasados así como negociaciones que daten desde administraciones anteriores.

Del mismo modo, advirtió que si los maestros vuelven a tomar las instalaciones de la SEE se girará la instrucción para que también deje de funcionar el área de cómputo, con esto la administración estatal no estaría en condiciones de generar los pagos de nómina a todo el magisterio michoacano debido a que no se podrían emitir los cheques correspondientes para los casi 90 mil empleados del sector educativo en la entidad.

En conferencia de prensa, acompañado por el secretario de Gobierno, Jaime Mares y por el secretario de Educación, Jesús Sierra, el mandatario michoacano señaló que se giraron instrucciones para que se conforme una lista de inasistencias y descontar los días que se mantengan en paro los profesores y que se ausenten de las aulas para atender asuntos sindicales.

El gobernador dijo que las acciones que han emprendido los docentes adheridos a la CNTE están en “contra del orden social” y no interferirán en que la entidad avance la aplicación de la Reforma Educativa y el Censo de Nacional de Escuelas, Maestros y Alumnos.

El ex secretario de Gobierno mencionó que los acuerdos que se dan por suspendidos con los miembros de la CNTE están relacionados con el finiquito de adeudos por el pago de interinatos, suplencias y de personal auxiliar entre otros pendientes que le fueron heredados a la administración estatal por el anterior gobierno.

Ante el paro indefinido que anunciaron los profesores, el gobernador señaló que “es hora de tomar decisiones” para que la entidad deje de estar en los últimos lugares de aprovechamiento educativo, en este sentido, exhortó a los padres de familia para que respalden las determinaciones que emprenda el Ejecutivo para sancionar a los docentes paristas.

“No queremos que la sociedad se enfrente con los maestros, sino que pretendemos que si los ciudadanos consideran que el gobierno debe de actuar, nos apoyen y estén del lado de nosotros, si creen lo contrario que se pongan entonces del lado de la CNTE”, recalcó que ante los conflictos que enfrenta la educación en la entidad la ciudadanía no puede permanecer ajena o indiferente.

Jesús Reyna reconoció que el principal obstáculo que enfrentará la SEE para detectar quiénes son los maestros radica en que los directivos y supervisores escolares que deberían de reportar las inasistencias, en muchos casos fueron colocados y deben sus cargos a las presiones que ejerció la sección 18 de la CNTE para que gobiernos anteriores cedieran a los intereses del gremio.

“Yo siempre he dicho que vamos a tener que pasar un trago amargo en la aplicación de la Reforma Educativa y quizás estemos empezando con eso”, recalcó.

Por su parte, el secretario de Educación, Jesús Sierra, dijo que únicamente el 10 por ciento de las 12 mil escuelas de educación básica en la entidad se unieron al paro convocado por la CNTE mientras que el resto de los centros educativo laboran de forma normal.

Asimismo, advirtió que la autoridad educativa obligará a que los profesores que no acudieron a clases repongan la jornada lectiva, de tal manera que al concluir el ciclo escolar todos los alumnos hayan recibido clases los 200 días que marca el calendario.