Gobierno de Guerrero, dispuestos a investigar casos de corrupción y negligencia

A un mes de que se desataran las precipitaciones del 14, 15 y 16 de septiembre, crece la postura de revisar todo lo que contribuyó a incrementar el nivel de afectación entre la población.
Lluvias Guerrero
Lluvias Guerrero (Archivo )

Guerrero

El gobierno del estado y el Congreso local manifestaron su disposición para investigar los casos de corrupción, negligencia e inmovilidad que abonaron al problema de las inundaciones generadas por la tormenta tropical Manuel.

A un mes de que se desataran las precipitaciones del 14, 15 y 16 de septiembre, tanto en el Poder Ejecutivo como en el Legislativo local crece la postura de revisar todo lo que contribuyó a incrementar el nivel de afectación entre la población.

Obras de mala calidad, fraccionamientos en zonas de alto riesgo y actos deliberados, como sellar la salida natural de cuerpos de agua como el de la Laguna de Tixtla, son solo algunos puntos que en los poderes públicos de Guerrero se proponen investigar para que se sancione lo que se pueda, o por lo menos se diga en donde se cometieron los abusos.

El sábado 12 de octubre, el gobernador Ángel Aguirre Rivero consideró necesario revisar los expedientes de funcionarios que en el pasado otorgaron permisos y licencias en donde nunca debió construirse, principalmente en el puerto de Acapulco.

Comentó que ya dio la indicación al titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Iñaky Blanco Cabrera para que inicie una investigación y se allegue de todos los elementos necesarios para establecer responsabilidades.

Al cabildo de Acapulco y en diferentes instancias implicadas, dijo que ya se requirió información documental para tener claro quienes ejercían algún cargo de peso al momento de que se aprobaron fraccionamientos en zonas indebidas.

La misma situación se replicará en Chilpancingo, con la intención de que no vuelvan a presentarse situaciones similares.

“No pretendemos una cacería de brujas, solo queremos la sociedad de Guerrero y México esté enterada de lo que ocurrió; donde exista alguna responsabilidad actuaremos con todo el peso de la ley”, apuntó.

Respecto a Tixtla, donde los vecinos aseguran que el alcalde selló los resumideros de la Laguna Negra para criar peces, el mandatario estatal reconoció que también se debe indagar.

“Todo lo que tenga que investigarse debe realizarse con mucho sentido de responsabilidad; donde haya que hacerlo lo haremos con responsabilidad y profesionalismo, porque no queremos dar palos de ciego ni involucrar a gente que nada tenga que ver”.

En la revisión de cada caso, dijo que están contemplados los que ya se fueron de los cargos y los que todavía están en funciones.

Al respecto, el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón sostuvo que los procesos de corrupción en el ámbito de la obra pública deben superarse, para lo que se requiere del fortalecimiento del marco jurídico, además de la aplicación de la ley.

El ex dirigente estatal del tricolor anticipó que esta semana presentará una iniciativa de ley en la que se tipifica como delito grave la no observancia de las disposiciones en materia de protección civil, ya que hasta el momento las omisiones en dicha materia no se sancionan.

Lamentó que la Laguna Negra de Tixtla se haya inundado entre otras cosas, por el cierre deliberado de algunos resumideros naturales para impulsar un criadero de peces, lo que indicó, debe investigarse de manera puntual.

Apuntó: “Es probable que haya casos que no puedan sancionarse con cárcel, pero debemos hacer todo lo posible porque el pueblo de Guerrero sepa quienes fueron los responsables y culpables del infortunio que nos pasó durante la tormenta tropical”.

Remarcó: “No podemos permitir que alguien se exculpe diciendo que la naturaleza tuvo la culpa; la naturaleza no tuvo la culpa, la tuvimos los seres humanos que hemos actuado de manera inadecuada”.