Buscará Cué apoyo federal para atender exigencias de médicos

El Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud amenazó con estallar paro la próxima semana en clínicas y hospitales de Oaxaca.

Oaxaca

El gobernador del estado Gabino Cué buscará el apoyo de la federación para responder a los reclamos de los médicos y enfermeras de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSS) que han amagado con estallar la próxima semana un paro de labores en clínicas y hospitales.

Este miércoles los inconformes realizaron una marcha, luego del paro de 24 horas que hicieron a las labores administrativas del sector salud estatal para recordarle al gobierno de Oaxaca su compromiso, luego de recibir el pasado 1 de mayo su pliego de demandas, pues dicen existe un compromiso para desahogar las peticiones antes del 20 de mayo.

El secretario de Salud estatal, Germán Tenorio Vasconcelos, afirmó que ya se ha empezado a desahogar las exigencias presentadas en el pliego de demandas por los inconformes, argumentado que el gobierno estatal no cuenta con los recursos suficientes para encauzar sus peticiones en materia de aumento salaria y prestaciones que tienen un origen federal.

Indicó que por ello se ha planteado junto con el gobernador Cué, sostener una reunión con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para cubrir los servicios del pago del personal de base, donde se requieren del orden de los mil 300 millones de pesos.

"Vamos a pedir una candelarización de los recursos, para cubrir el déficit que se viene arrastrando, que es heredado y que se ha negado a ser cubierto, lo que puede generar grandes predicamentos para el sector".

Criticó y lamentó que a casi cuatro años de la llegada del gobernador Gabino Cué, el Congreso de la Unión se muestre omiso y desinteresado por la salud de los oaxaqueños, ya que desde el 2010 los legisladores no han aprobado que Oaxaca reciba recursos extraordinarios para abatir el rezago que existe en la atención médica de la entidad.

"A la Federación no le interesa el tema de la Salud de los oaxaqueños, pienso que por ello la demanda de los sindicalizados es justa", subrayó.

Agrego que en lo que respecta a las demandas locales, todas afirmó se han cubierto desde la dotación de medicamentos, e insumos para la totalidad de los 48 hospitales que tienen la entidad, hasta las 26 clínicas que hay diseminadas en el sector rural.

Mientras que en la dotación de equipamiento hospitalarios, abundo "este se ha venido cubriendo de manera sustancial".

Con respecto la solicitud de renuncia del director del Seguro Popular Salvador Monrroy Rodríguez, argumento que no se ha encontrado elemento de peso para pedirle su renuncia, aún cuando hay un sector dentro del gremio de los médicos y enfermeras que lo acusan de cometer actos indebidos.

"Hemos recibido las quejas y denuncias que hay contra el funcionario, pero ninguna tienen el peso suficiente para llamar a cuentas al mismo".

Tenorio Vasconcelos, preciso que muchas de las acciones de éxito que ha logrado el sector estatal de salud se deben a labor que ha realizado el titular del seguro popular.

Respecto al reconocimiento del sindicato paralelo, el funcionario estatal afirmó que esta determinación no le corresponde al estado.

"El gobierno no puede reconocer o desconocer sindicatos, esta es una facultad exclusiva de la autoridad laboral, y su legalización dependerá de una situación legal, ocurrirá cuando se asuma una determinación jurídico y administrativa correcta, ni antes ni después".

El funcionario rechazo tener responsabilidad directa en los 20 partos fortuitos que reportaron en los últimos meses, "obedecía a un problema de infraestructura, pero también de organización, por las salas de espera se llenaron de otros problemas del sector salud, lo que generó que muchas mujeres se salieran de las mismas, por desesperación y optaran por concebir en la calle o en condiciones precarias".

Dijo que luego de los casos reportados que generaron incluso recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se dispuso de aperturar 50 salas de espera y de trabajo de parto, donde se esta invirtiendo 17 millones de pesos.