Gabino Cué rechaza ante ONU haber reprimido a docentes

El gobernador de Oaxaca aclaró que jamás ordenó un operativo con la fuerza federal en Nochixtlán para retirar el bloqueo de profesores de la CNTE de la Autopista Oaxaca-México.
El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué.
El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El gobernador Gabino Cué se reunió con el representante en México de la oficina del alto comisionado de la ONU en Derechos Humanos, Jan Jarab, a quién le aclaró que jamás ordenó reprimir a los docentes de la sección 22 de la CNTE en el llamado sitio de Nochixtlán, donde se reportó un operativo con la fuerza federal para retirar un bloqueo de la autopista Oaxaca-México.

En un encuentro realizado en la Casa Oficial de Gobierno, Cué declaró que la defensa de los derechos humanos es una de las principales obligaciones del Estado, por lo que reconoció el acompañamiento y asistencia técnica de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para la atención de los Derechos Humanos en la entidad.

"El compromiso de la Oficina de la ONU fortalece nuestra convicción sobre uno de los temas prioritarios de este gobierno, que es garantizar los derechos humanos. Su experiencia en estos contactos de cooperación resultan de mucha utilidad, porque tenemos la convicción de atender este tema y garantizar que se respeten los derechos de las oaxaqueñas y oaxaqueños", expresó Gabino Cué.

En este sentido, refrendó el compromiso del gobierno de Oaxaca para contribuir a los esfuerzos nacionales dirigidos a velar por el respeto y la observancia de las normas y principios de los derechos humanos.

"La promoción y protección de los derechos humanos no es un recurso retórico, sino una condición imprescindible de democracia, ya que la paz y el progreso anhelado sólo serán posibles si la sociedad y gobierno, hacen de los derechos humanos una causa de vida en las familias y comunidades", dijo.

Señaló que con respeto irrestricto al Estado de derecho, los gobiernos federal y estatal construyen la salida para la solución al conflicto que actualmente se vive en el estado de Oaxaca, a través del diálogo y la búsqueda de acuerdos que permitan devolver a la entidad el orden, la paz pública y concordia social.

Expresó que ante los hechos registrados el pasado domingo 19 de junio, en la autopista Oaxaca-México, a la altura del municipio mixteco de Asunción Nochixtlán, su gobierno mantiene el compromiso de ofrecer su más amplia colaboración para contribuir al proceso de investigación que realiza la Procuraduría General de la República.

En su oportunidad, el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, reconoció el esfuerzo y trabajo del gobierno de Oaxaca y de la sociedad civil, como grandes aliados en la vigilancia y respeto del valor supremo de la dignidad de las personas, sus derechos humanos y su libertad para expresarse.

Cué destacó que los derechos humanos es un tema prioritario para su administración, por lo que dentro de la Reforma Constitucional se creó la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca –antes Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos—con el fin de que profundice sus facultades y atienda las violaciones a las garantías individuales de los oaxaqueños, no sólo a través de recomendaciones, sino con procedimientos y procesos judiciales.

Cabe destacar que de 2011 a 2015, la oficina de la ONU-DH México brindó Asistencia Técnica a la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos en la celebración de acuerdos y convenios en materia de derechos humanos con organismos internacionales; acciones para la justicia transicional y reparación de daño; estrategias de atención a los medidas cautelares emitidas por organismos de derechos humanos, y mecanismos para la protección de las persona defensoras de derechos humanos.