No soy rehén de la CNTE, asegura Gabino Cué

El gobernador de Oaxaca aseguró que el proyecto de ley educativa que le entregó la sección 22 no es solo de ellos, sino resultado del diálogo con su gobierno y el Congreso estatal.

Ciudad de México

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, rechazó ser rehén de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, y aseguró que el proyecto de ley educativa estatal que le entregó la Sección 22 es resultado del diálogo entre magisterio, el Congreso local y su gobierno.

"El gobernador de Oaxaca no es rehén del magisterio, el gobernador de Oaxaca es una gente que apuesta a la gobernanza, a la gobernabilidad y a construir consensos, como logramos este ejercicio democrático al construir esta nueva ley estatal de educación pública", aseguró en entrevista con Azucena Uresti en Milenio Televisión.

Sostuvo que su gobierno sabe escuchar, aunque eso algunos lo traduzcan como signo de debilidad.

"Lo que sí hay en esta administración es un gobierno que no le apuesta a la represión y que si hay que asumir el costo de percibir a un gobierno que a lo mejor tolera excesos, es preferible eso a generar un estado de ingobernabilidad", aseveró.

Respecto al proyecto de ley educativa que le entregó ayer la Sección 22 de la CNTE, Cué Monteagudo aseguró que es producto de un diálogo tripartita.

Precisó que "esta iniciativa trae un consenso porque no viene solamente de la Sección 22, sino de un ejercicio democrático de tres partes", y sostuvo que "contempla muchas de las preocupaciones que en su momento manifestó el magisterio".

El gobernador de Oaxaca aclaró que "no es una contrarreforma" y que "todo lo que tenga que ver con la ley federal no está sujeto a análisis". De hecho, dijo, la reforma federal en la materia "ya se está aplicando en Oaxaca".

Se comprometió a que el proyecto entregado por la CNTE "lo vamos a revisar, vamos a ver que no tenga ningún viso de inconstitucionalidad" y "vamos a meter el acelerador", ya que el próximo lunes inicia el ciclo escolar.

El gobierno federal interpuso una controversia constitucional contra Oaxaca porque no armonizó su ley educativa a la reforma federal en la materia.

En cambio, inició un proceso para elaborar una nueva ley en el estado a partir de mesas entre magisterio, gobierno estatal y Congreso. Ayer profesores de la Sección 22 entregaron al gobernador el ante proyecto de reforma a la ley estatal de educación.