Cué exige a policías amotinados entregar las armas

El gobierno de Oaxaca informó que los acuerdos suscritos desde el 27 de septiembre han sido cumplidos en los plazos y términos establecidos, por lo que no existe una causa justificada para el paro.
El secretario de Seguridad Pública interino, Victor Alonso Altamirano, durante la negociación.
El secretario de Seguridad Pública interino, Victor Alonso Altamirano, durante la negociación. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca afirmó que no existe causa justificada ni omisiones gubernamentales que fundamenten el paro y amotinamiento de policías atrincherados en el cuartel de Santa María Coyotepec, por lo que hizo un llamado a que entreguen las armas.

“Al considerar que no existe incumplimiento de los compromisos institucionales asumidos por la administración estatal, ni fundamento válido que respalde la inconformidad y la movilización del grupo inconforme, el Gobierno del Estado de Oaxaca hace un enérgico llamado al personal amotinado de la SSPO, para que deponga su actitud de hostilidad, entregue las armas en su poder y abone al restablecimiento del Estado de Derecho que regula la función policial”, señaló el gobierno estatal en un comunicado.

Las autoridades puntualizaron que los acuerdos suscritos desde el 27 de septiembre pasado por la Secretaría General de Gobierno y una Comisión de Representantes de la Policía Estatal, han sido cumplidos a cabalidad, de conformidad a los plazos y términos establecidos.

Afirmó que no existe motivación real ni fundamentos válidos para realizar protestas, paros laborales o actos de presión que perturben los códigos de disciplina y obediencia que deben prevalecer en el ejercicio de la función policial.

Precisó que se lograron mejoras salariales de un 37.55 por ciento en todas las categorías e incluso el documento muestra una tabla comparativa de los salarios de los elementos policiacos de 2010 y 2014 y el porcentaje de incremento.

Los elementos de la Policía Estatal están atrincherados desde hace 13 días en el Cuartel de Santa María Coyotepec.