Haré los ajustes necesarios para que mi gobierno siga: Cué

El gobernador de Oaxaca se consideró sensible a la crítica y abierto a escuchar las voces que les reclaman mayores resultados. 
El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué.
El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El gobernador Gabino Cué afirmó que no dará cabida dentro de su equipo de trabajo a la apatía, la insensibilidad, la simulación y el inmovilismo, adelantando que hará ajustes, los necesarios dentro de equipo de trabajo para cumplir con los objetivos de la transición democrática de Oaxaca.

El mandatario estatal fue claro y contundente afirmando que la pluralidad política y social no será un obstáculo para gobernar, dejando de manifiesto que será la propia historia la que juzgue su desempeño.

Ante sus detractores y críticos, Cué, se consideró como un gobernante sensible a la crítica y abierto a escuchar las voces que nos reclaman mayores resultados; por lo que dijo que evalúa el desempeño de su equipo de trabajo, para hacer los cambios necesarios.

Al encabezar la ceremonia de inicio de los festejos patrios convoco a todas y todos los servidores públicos que trabajan en el gobierno estatal, a que redoblen los esfuerzos cumpliendo la palabra empeñada a las y los oaxaqueños que con su voto hicieron posible la alternancia en Oaxaca, tras derrocar al autoritarismo.

“A todas y todos les extiendo un llamado para cerrar filas con y por Oaxaca; a honrar nuestra divisa de ser un gobierno cercano a la gente, que pueda transformar los sentimientos del Pueblo y convertirlos en políticas y acciones que se traduzcan en mejores condiciones de vida para las familias oaxaqueñas.

Les hago un llamado para caminar juntos por Oaxaca y sus comunidades –por todas las regiones– a salir al encuentro con las y los ciudadanos, y a refrendar con hechos concretos, nuestro compromiso con la paz, el progreso y el bienestar de nuestra gente.

Los convoco, con toda firmeza, a honrar nuestro compromiso Juarista, para trabajar con pasión y emoción, alejados del ocio y la disipación –y de ninguna manera– a supeditar el ejercicio del servicio público a intereses personales, de grupo o partidarios”.

Cué afirmó que su gobierno no tiene pacto con nadie, afirmando que la única lealtad y anhelo es con la esperanza de la gente para construir un futuro más promisorio.

Dejo claro que en su equipo de trabajo solo habrá lugar  para quienes busquen el engrandecimiento del estado a la sombra benéfica de la paz y la legalidad, por que la pluralidad política y social, no es un obstáculo para gobernar, sino una gran oportunidad para lograr cambios de fondo a partir de consensos amplios, siguiendo el ejemplo de quienes en el pasado enfrentaron batallas colosales de gran heroísmo.

“Que quede muy claro, señoras y señores: ¡No podemos perder el tiempo, Oaxaca merece más de sus gobernantes, y por ello, en este gobierno no habrá cabida para la apatía, la insensibilidad, la simulación y el inmovilismo”