Despiden a cuatro jueces en Oaxaca por corrupción

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado, Alfredo Laguna, dijo que existe un combate frontal contra la corrupción.
El gobernador Gabino Cué acudió al informe del Magistrado Presidente.
El gobernador Gabino Cué acudió al informe del Magistrado Presidente. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

En Oaxaca, durante el 2014 fueron despedidos por incurrir en presunta corrupción al menos cuatro jueces y 35 más fueron amonestados, informó el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca, Alfredo Laguna al rendir su informe de trabajo anual.

El Magistrado Presidente dijo que ha existido un combate frontal a las malas prácticas y castigo a las acciones de deshonestidad al mismo tiempo que anunció que el próximo año Oaxaca ingresará al nuevo sistema de justicia penal oral en la totalidad de sus juzgados.

Detalló que también se ha aplicado una multa, dos suspensiones, 61 apercibimientos privados, además de que concluyeron 201 instructivos de responsabilidad, de los cuales 578 siguen en proceso.

En ese sentido afirmó que la dirección de Contraloría Interna con el fin de fortalecer la transparencia en el manejo y aplicación de los recursos asignados al poder judicial, practico 32 auditorías a los órganos jurisdiccionales de los cuales se revisaron 5 mil 175 expedientes, fincándose 23 pliegos de responsabilidad administrativa y se formularon 141 observaciones.

Agregó que en cumplimiento a las obligaciones de los servidores públicos del Poder Judicial con respecto a su manifestación de bienes patrimoniales se revisaron mil 300 situaciones, donde se mantiene bajo vigilancia 26.

Mientras que en lo respecta a las sanciones por violaciones a los derechos humanos o dilación de la justicia, indicó que se integraron 10 procedimientos administrativos, de aplicaron 6 sanciones  y se mantienen en proceso 10 investigaciones especiales.

Lagunas Rivera, hizo un llamado a la sociedad civil e instituciones para seguir teniendo claros los objetivos constitucionales y realidades manifiestas, así como para construir un concordado por la trilogía de una sociedad saludable, orden, derechos y paz.

Al considerar que las condiciones normativas están más que dadas, se requiere de conciencia, acciones y responsabilidades integrales, para reconstruir un diálogo por Oaxaca, "aquellos que en los hechos no han entendido este nuevo pacto social, seguirán postergando las posibilidades reales de cambiar el rostro de nuestra comunidad, y por ello, nuestra invitación de poner manos a la obra para lograrlo.

Ante la presencia del gobernador del estado, Gabino Cué, y la presidenta de la Mesa Directiva de la Legislatura, Leslie Jiménez Valencia, el Magistrado Presidente puntualizó que el TSPJE seguirá trabajando por la dignidad y la restauración frente al deterioro social que atraviesa la sociedad de hoy.

"La sociedad oaxaqueña ha dejado en claro que no hay tiempo para las ocurrencias, arrebatos y debilidad en la coordinación y responsabilidad colectiva, los contrastes en los que vivimos demandan liderazgos institucionales, participación ciudadana y política pública que resuelvan los más urgentes problemas que enfrentamos", subrayó.

Por ello, indicó que ofrecer un Poder Judicial para la sociedad y de la sociedad, no es un juego de palabras, es un esfuerzo por reivindicar y emancipar las libertades.

Durante su mensaje en el que también estuvieron presentes los y las magistradas del TSPJE, Lagunas Rivera reconoció la labor de liderazgo del gobernador Gabino Cué ha sido clara para su gobierno, pues ha sido un mandatario con la convicción de que sin derechos y garantías, no es posible el desarrollo y bienestar del estado.

Enumeró que en el ejercicio que concluye, el Pleno del TSPJE puso en marcha la transparencia y rendición de cuentas, los esfuerzos y acciones de quienes integran la Judicatura, correspondiendo así a las exigencias actuales por dignificar las relaciones sociales, políticas, económicas y culturales de nuestra comunidad.

Finalmente, Lagunas Rivera aseveró que durante este año atestiguó el resultado de un año más de gobernanza y administración judicial en que los oaxaqueños han sido los principales actores de la movilidad y construcción de nuevo rostro del Poder Judicial.