Frenan PRI y PAN solución a ejidatarios de Zihuatanejo

Desde hace 41 años 150 familias de campesinos fueron despojados de sus tierras para crear el destino turístico de Ixtapa y a la fecha no les han pagado la contraprestación correspondiente. 

Chilpancingo

El diputado local del Movimiento Ciudadano (MC), Evencio Romero Sotelo denunció que las fracciones parlamentarias del PRI y del PAN en el Congreso local impidieron la aprobación de un punto de acuerdo encaminado a resolver un conflicto que arrastran 150 familias de ejidatarios, que desde hace 41 años fueron despojados de sus tierras en Zihuatanejo.

En la tribuna del Congreso local, Romero Sotelo recordó que hace más de 40 años el Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) y Banobras expropiaron 480 hectáreas al ejido de Zihuatanejo para crear el destino turístico de Ixtapa, pero hasta le fecha no han pagado la contraprestación correspondiente.

Con base al riesgo de que la inconformidad acumulada en las familias de campesinos derive en actos de protesta, Romero Sotelo, consideró necesario abrir el espacio para la instalación de una mesa de trabajo entre los afectados y las instituciones que tienen la posibilidad de resolver.

"Es mejor propiciar la conciliación, antes de que se recurra a otras situaciones, porque Guerrero necesita paz y tranquilidad", anotó.

En la propuesta de acuerdo parlamentario que propuso en tribuna, Romero propuso la instalación de una mesa de trabajo entre los ejidatarios de Zihuatanejo, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), el Fonatur y Banobras.

Indicó que la propuesta de los ejidatarios no es descabellada, plantean el pago de dos lotes urbanizados y el 10 por ciento de ganancia obtenida de la venta de más de 500 lotes, porque Banobras sí ha obtenido ganancia de la expropiación de las tierras.

El asunto no pudo pasar como de urgente y obvia resolución porque no contó con los votos del PRI ni del PAN, de tal suerte que se turnó a la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación.

Por eso, advirtió que si en Zihuatanejo estalla un movimiento social por parte de los ejidatarios, la responsabilidad recaerá de manera importante en las bancadas del tricolor y del blanquiazul.