Frena gobierno de Oaxaca nueva amenaza de paro de policías

Retienen a dos mandos medios de la SSP para que negociar el cumplimiento a la minuta signada hace tres meses, donde se comprometió a dotarlos de uniformes, equipo y mejoras salariales.   

Oaxaca

Autoridades del gobierno del estado, lograron conjurar una nueva amenaza de paro, que realizaron los policías estatales dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) quienes exigieron el cumplimiento a la minuta de trabajo firmada hace tres meses, donde había compromiso para dotar de uniformes, equipo, y un mejor salario a los uniformados.

Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP), amagaron con volverse amotinar, advirtiendo que no se habían entregado la dotación de seis mil nuevos uniformes y botas a los elementos de tropa.

Para alcanzar sus peticiones retuvieron en el interior de su cuartel ubicado en Santa María Coyotepec, a dos mandos medios de la (SSP).

Para negociar con los uniformes arribo el recién designado Comisionado de la Policía Estatal, Víctor Alonso Altamirano, quien logró el establecimiento de una mesa de diálogo con funcionarios de la Secretaría General de Gobierno, quienes se comprometieron acelerar los proceso de entrega del equipo de trabajo solicitado y las botas.

Luis Alberto Velasco Hernández, de la División de Motopatrullas, uno de los voceros de los policías inconformes, dijo que también esta pendiente una reunión con los diputados de la Comisiones unidas de Presupuesto y Protección Ciudadana de la Legislatura local para que en el próximo presupuesto estatal se asigne un incremento del 10 por ciento al salario de los policía estatales y se otorguen mayores recursos para lograr su modernización.

"Se nos dijo cuando se firmó la minuta de acuerdo el pasado 28 de septiembre con autoridades estatales que nos iban a entregar el pago de viáticos retenidos y que se cumpliría con la entrega de dos uniformes por elementos y botas nuevas a todo el personal y aún hay rezagos, solo se han realizado entregas de viáticos y uniformes a unos cuantos.

El plazo vencía el 30 de noviembre y por ello decidimos volver a movilizarnos".

Detalló que la suspensión de actividades fue parcial, solo afectó la zona metropolitana y área conurbada.

Los 300 elementos que laboran en tal jurisdicción fueron concentrados en la sede del cuartel, al menos durante cinco horas, hasta que se volvió a firmar una carta de compromisos contraídos por parte del gobierno estatal con los policías.