Frena el Congreso de Guerrero alza a tarifas del transporte

El presidente de la Comisión de Transportes dijo que no hay argumentos para aprobar ningún aumento en costo del pasaje, pero si se da incurrirían en una infracción legal.

Chilpancingo

El presidente de la Comisión de transportes del Congreso local, Evencio Romero Sotelo se pronunció en contra del alza tarifaria que los concesionarios del servicio público pretenden aplicar en la región Centro de Guerrero.

Desde la jornada del jueves 20 de marzo, en diferentes rutas de Chilpancingo los concesionarios del transporte público elevaron las tarifas de cinco a siete pesos, lo que generó la inconformidad de los usuarios, que en muchos casos se resistieron a pagar el incremento por considerarlo arbitrario.

La mañana del viernes, el presidente de la Comisión de transportes del Congreso local, Evencio Romero Sotelo denunció que la tarde del jueves fue visitado por un grupo de concesionarios del municipio de Zumpango, quienes solicitaron el permiso para elevar sus tarifas de 10 a 15 pesos.

La respuesta fue en el sentido de que para avalar un incremento tarifario debe realizarse primero un estudio socioeconómico, que fundamente la determinación para evitar un conflicto de carácter social.

El procedimiento hasta el momento no se ha realizado, por lo tanto no hay argumentos para que se apruebe ningún alza en las tarifas que se cobran al público.

De prevalecer la intensión, dijo que los transportistas incurrirán en una infracción legal, que puede generar desde una multa hasta la revocación de la concesión.

La advertencia la planteó luego de que vecinos de Chilapa, municipio ubicado en la ruta que va hacia la Montaña también denunciarán el cobro arbitrario de una cantidad superior a la establecida en la ley.

El diputado Romero ofreció su oficina de gestión, ubicada en el centro de Chilpancingo para recibir todas las quejas relacionadas con cobros arbitrarios en el Transporte Público.

"Queremos que vengan con nosotros, que nos traigan fotografías de las unidades y señalamientos directos de los casos en los que se cobra de más, porque hasta el momento no se autoriza nada", refirió.

Comentó que el director de Transporte del Gobierno del estado, Juan Larequi Radilla le confirmó personalmente que no hay hasta la fecha ningún incremento autorizado, quien cobre de más estará violando la ley.

Admitió que los trabajadores del transporte público viven una situación crítica en el aspecto económico, ya que los precios de la gasolina y el diésel siguen al alza y sus ingresos van a la baja.

Sin embargo, llamó a los concesionarios a ser solidarios con la población, ya que los más golpeados por la carestía son los que diariamente utilizan sus unidades, lo que puede detonar un conflicto de tipo social.