Francisco concede coronación pontificia de la Virgen de Juquila

El arzobispo de la dieseis de Oaxaca, José Luis Chávez, convocó a los feligreses a obsequiar cuentas, dijes, cadenas y hasta aretes de oro para fundirlos y elaborar la corona que le será colocada ...
Papa Francisco
Papa Francisco

Oaxaca

El arzobispo de la dieseis de Oaxaca, José Luis Chávez Botello, anunció que el Papa Francisco, concedió llevar a cabo la coronación pontificia de la virgen de Juquila, cuyo santuario se encuentra en la sierra Chatina, y es visitado por poco más de 700 mil feligreses al año.

El prelado convocó a los feligreses a obsequiar,- cuentas, dijes, cadenas y hasta aretes de oro-, para fundirlas y elaborar la corona que le será colocada a la efigie.

El representante clerical afirmó que la coronación representa el reconocimiento pontificio de la devoción y amor a la Virgen, además de un llamado para que se fortalezca la vida cristiana y se proyecte en la sociedad.

"Todo católico desde la presencia y servicio que tiene cada uno debemos esforzarnos por ser más honestos y solidarios, sobre todo, lucharemos por la reconciliación y la paz en Oaxaca, por eso la corona de metal será la expresión visible que nos recordará este compromiso con la Virgen".

Sostuvo que la coronación está programada para llevarse a cabo el 7 u 8 de octubre, todo depende de la coordinación de la Congregación del Culto Divino.

Chávez Botello agregó que también confiaba en que finalmente pueda acordarse con los tres niveles de gobierno el manejo y destino de los recursos que llegan al Pedimento, lugar que anualmente visitan cientos de peregrinos.

CONFRONTA A IGLESIA DE OAXACA CASOS DE PADRES PEDERASTAS.

La detención del sacerdote Gerardo Silvestre Hernández acusado de presunta pederastia causo una gran confrontación en la grey católica de Oaxaca, luego de la difusión una carta firmada por un grupo de sacerdotes, que le demandaron al arzobispo José Luis Chávez Botello "extirpar de raíz el infame crimen de la pederastia que se dejó incubar en la Iglesia con su silencio cómplice".

En respuesta, la Curia y los vicarios de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca emitieron un comunicado donde afirman que "la Iglesia no avala ni encubre a nadie", sin embargo, considera que "no se trata de politizar la justicia ni de judicializar la política".

A través de un documento intitulado "Ante la pederastia en Oaxaca demos la cara como Iglesia", los sacerdotes católicos insistieron en que "como Iglesia diocesana ya no podemos eludir una realidad que nos cuestiona y nos pone en el escaparate de la opinión pública".