Guerrerenses determinarán si debo de irme: Aguirre

El gobernador de Guerrero exigió que organismos internacionales y de derechos humanos reabran el caso del 2012 donde falleció un trabajador de una gasolinera y dos estudiantes. 

Chilpancingo

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre dijo que serán los guerrerenses quienes determinen si debe permanecer al frente de su cargo.

“Hemos enfrentado el problema hasta donde ha sido posible. Aquellos que desde el centro de la ciudad señalan que el gobernador se debe de ir pero yo no me voy a ir por los opinotecnócratas o aquellos que desconocen nuestra realidad.

“Yo llegué aquí mayoritariamente por el pueblo de Guerrero y a él me debo y estoy dispuesto a que se someta a una consulta nacional sobre revocación de mandato organizada por el INE y que sean los guerrerenses los que determinen si debo quedarme o irme. Ahí lo dirían los propios guerrerenses”.

Aguirre Rivero reconoció que hay quienes quieren que rueden cabezas, que se asuma una responsabilidad, por lo que, dijo, en se sentido se tiene que ir al fondo del asunto y se castigue a quien tenga que ver en la agresión a los normalistas.

“Lo que nunca voy admitir es que se me quiera llamar asesino o represor, nunca lo voy admitir porque es una imagen que se ha venido construyendo desde que se dieron los lamentables hechos del 12 de diciembre”.  

El mandatario llamó a que organismos internacionales y de derechos humanos a reabrir el caso del 2012, donde murieron un trabajador de una gasolinera y dos estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

“Exijo que se reabra el caso de diciembre de 2012 para dar con los responsables de la muerte de dos normalistas y un trabajador de una gasolinera”.

El gobernador aclaró que “un sinfín de veces” se denunció a tiempo de que era necesario que se actuara con determinación en varios municipios del estado que están copados por la delincuencia organizada.

“La policía se encontraba infiltrada con la delincuencia organizada, por lo que no se pudo consolidar el mando único en Iguala. Cuando se dice por qué no se detuvo al presidente municipal con licencia, porque nuestra ley es muy clara, se tiene que llevar a cabo el proceso de desafuero, por eso no se podía actuar”.

El mandatario reconoció que ha sido objeto de una embestida para desprestigiarlo.

“Hace poco salió el video de una señora donde habla que yo recibió financiamiento por parte de la delincuencia organizada, lo niego categóricamente por lo que pido a la Procuraduría General de la República que lo investigue, y que lo investigue a fondo.  

“Yo no voy a proteger a ningún delincuente como nunca he ordenado matar a ningún estudiante. Soy un hombre que reconoce la realidad de Guerrero”.

Daré, dijo, la cara cuantas veces sea necesario, no tengo por qué ocultarme.

“La justicia y la verdad habrá de imponerse y nosotros seguiremos trabajando con la misma intensidad. La marcha de Guerrero no se puede detener más allá de los lamentables acontecimientos de la ciudad de Iguala. Pronto se sabrá la verdad y ahí estaremos para enfrentarla con temple entereza y gallardía”.