Policía comunitaria pide la salida de Ángel Aguirre

La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias consideraron que es indignante que los funcionarios se “echen la bolita” en el caso de la desaparición de 43 normalistas.

Acapulco

La dirigencia paralela de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y la Policía Comunitaria, exigen que se vaya el gobernador del estado de Guerrero Ángel Aguirre Rivero.

En un comunicado enviado a los diferentes medios de comunicación se indica que en el Territorio Comunitario, se invita a todas las comunidades, organizaciones sociales y al pueblo a sumarse a la exigencia.

“Es indignante la manera tan cínica y perversa con la que los funcionarios de los gobiernos municipal, estatal y federal se echan la bolita y tratan de lavarse las manos, por el crimen cometido en contra de nuestros compañeros normalistas de Ayotzinapa.

“No merecemos este Gobierno, que abusa, que mata, que secuestra, que humilla, que se colude con delincuentes comunes, que se organiza con criminales para acallar la protesta social, que cínicamente hace que investiga lo que de sobra se sabe, lo que de antemano se sabe; que asesina, desaparece y encarcela luchadores sociales, mientras se hace víctima, investigador y juez”, señala en escrito de dos cuartillas, firmado por la comisión de prensa de la CRAC.

Además dice que el gobierno estatal y federal son los mismos que han estigmatizado a la Normal Rural  de Ayotzinapa como “nido de guerrilleros”, porque los jóvenes protestan y exigen su derecho a la educación, alimentación, otorgamiento de plazas para trabajar en tantos pueblos y comunidades.

Y enumera lo que llaman la lista de agravios: la masacre de Aguas Blancas, la matanza de El Charco, los crímenes de Raymundo Velázquez y Miguel Ángel Solano de la LARSEZ, de Arturo Cardona, Félix Rafael Bandera y Ángel Román de Unidad Popular en Iguala; de Roció Mesino  de la OCSS.

Así como de los ecologistas Juventina Villa y su hijo Reynaldo Santana, de Ascencio Villa y Javier Torres Cruz, de la desaparición de Eva Alarcón y Marcial Bautista; el crimen de los líderes mixtecos de Ayutla de los Libres, Raúl Lucas Lucía y Manuel Ponce, el crimen del diputado local del PRD Armando Chavarría Barrera, Luis Olivares y su esposa Lilia Gatica, de la OPPCG.

Además de luchadores sociales como Francisco Piedragil Ayala líder de cafetaleros en Costa Grande, y los normalistas Jorge Alexis Herrera Pino y  Gabriel Echeverría, entre tantos otros.

Y acusa que es el mismo gobierno el autor de la represión contra organizaciones como el CECOP, la CETEG y la CRAC-PC, pues hasta la fecha sigue financiando y respaldando al tirano Eliseo Villar Castillo, quien ha impuesto el terror, amenaza y extorsión a los pueblos y comunidades de la Costa Chica.

Al tiempo que remarca que además es autor de encarcelamientos como a Nestora Salgado, Arturo Campos, Gonzalo Molina González, Marco Antonio Suastegui, Bernardino García Francisco, Ángel García García, Eleuterio García Carmen, Abad Francisco Ambrosio, Florentino García Castro, Benito Morales Bustos y Samuel Ramírez Gálvez.

“Nosotros pensamos que no nos merecemos este mal gobierno; que en nuestro estado hay gente capaz y honesta para gobernar obedeciendo al pueblo y para beneficio del pueblo de Guerrero.

“Por eso planteamos que no podemos esperar nada bueno del actual gobierno. Que no nos engañen con el cuento de que el gobierno federal vendrá a poner en orden al gobierno estatal, pues son parte de la misma mafia política, donde unos encubren a otros para salvarse todos y seguir jodiendo al pueblo”, indica en texto.

Y finaliza diciendo que no hay más salida que fortalecer nuestras organizaciones y vincularnos, coordinarnos y darnos el gobierno que merecemos. Es hora de que se vaya Aguirre y todos sus engendros, que tanto mal le ha causado a nuestro pueblo.