Reabren investigación medicamentos falsos en Chihuahua

El titular de Salud del estado, Ernesto Ávila Valdez, dijo que la dosis de 40 medicamentos apócrifos fue denunciada por la administración pasada y archivada por la propia dependencia en 2014. 
Secretario de Salud Estatal, Ernesto Ávila Valdez.
Secretario de Salud Estatal, Ernesto Ávila Valdez. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

El secretario de Salud Estatal, Ernesto Ávila Valdez, formalizó la reapertura de la investigación en torno a un lote de medicamento apócrifo que fue suministrado para tratar el cáncer a ocho personas en el Centro Estatal de Cancerología de Chihuahua.

"En la administración –del gobernador César Duarte Jáquez- se suministró el medicamento apócrifo a por lo menos a ocho pacientes. La indagatoria debe continuar y ampliarse: nuestra obligación es velar por la salud de los chihuahuenses", dijo el funcionario.

El hallazgo de un lote de 40 dosis del medicamento 'pirata' fue realizado, denunciado y archivado, por la propia administración duartista, la cual encontró 40 envases que deberían contener la sustancia Gemcitabina, la cual es utilizada para el tratamiento de cáncer.

"Se inició una investigación que no concluyó, ya que se determinó darle "carpetazo" en julio de 2014, por el Departamento Jurídico de la propia Secretaría de Salud... Del total de 40 dosis, 20 fueron suministradas a ocho pacientes con cáncer.

"En septiembre de 2012 la encargada de Farmacia del Centro Estatal de Cancerología, detectó que los envases del medicamento Gemcitabina, no correspondían con los envases originales, por lo cual dio aviso al director de la institución. Cuando se dieron cuenta que eran envases apócrifos, de inmediato retiraron las 20 dosis restantes de ese lote.

"Sin embargo, la evidencia se resguardó en una caja fuerte y se levantó un acta de circunstancias en ese instante, haciéndolo del conocimiento del departamento jurídico y de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, para que se hiciera la denuncia correspondiente, misma que se interpuso el 8 de octubre de 2012 ante la Procuraduría General de la República por parte del entonces secretario de Salud, Sergio Piña Marshall", detalló Ávila Valdez.

Asimismo, se llamó a los representantes del laboratorio fabricante del medicamento, informándoles que había etiquetas sobrepuestas en envases apócrifos, a lo cual respondieron que ese producto no era de ellos y procedieron a enviar algunas de las dosis a Indiana para su estudio.

Posteriormente, personal de la Cofepris se llevó el material para analizarlo en la Ciudad de México. La conclusión fue que si bien no ayudó a los pacientes, tampoco los afectó, por lo que el departamento jurídico decidió darle carpetazo a la investigación en el mes de julio de 2014, lo cual, fue calificado como "lamentable" por Ávila Valdez.

"Cuando llegamos a la Secretaría en octubre, dimos parte a la Fiscalía Estatal porque consideramos que es un caso que debe investigarse. La PGR y la Fiscalía determinarán quién hizo la compra, quiénes son los responsables y a quiénes se les fincarán las responsabilidades legales", apuntó.

Cabe destacar que la investigación también se extenderá a Ciudad Juárez, donde se detectó que se les aplicó agua en lugar de medicamentos a pacientes con cáncer.

Se encontraron varios frascos con agua que se suministraron a niños, dijo Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico de la Frontera Norte.


MMR