Formal prisión a presuntos asesinos de 7 personas en un bar de Chihuahua

Gerardo Álvarez Morales y Lino Soto Marrufo podrían ser sentenciados a cadena perpetua, pues son probables responsables del múltiple homicidio del pasado 28 de marzo de 2013.
Gerardo Álvarez Morales y Lino Soto Marrufo, presuntos responsables del múltiple homicidio en el Bar Mogavi de Chihuahua.
Gerardo Álvarez Morales y Lino Soto Marrufo, presuntos responsables del múltiple homicidio en el Bar Mogavi de Chihuahua. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

La Fiscalía General del Estado (FGE) formuló imputación (formal prisión) a dos sujetos que presuntamente ejecutaron a 7 personas en el Bar Mogavi de Chihuahua. Por esta masacre podrán alcanzar la cadena perpetua, se indicó.

Se informó que el personal de la Unidad de Investigación de Delitos Contra la Vida, obtuvo los elementos para formular imputación en contra de Gerardo Álvarez Morales y Lino Soto Marrufo como probables responsables del múltiple homicidio.

Al apuntar que "podrían ser sentenciados a prisión vitalicia por el número de víctimas y las agravantes como se cometió", la fiscalía señaló que la masacre se registró la noche del 28 de marzo del 2013 en el bar ubicado en las calles Doblado y 21ª de la capital.

El agente del MP expuso en el Juzgado de Garantías del Distrito Judicial Morelos, que en estos hechos participaron otros tres sujetos, "los cuales murieron a consecuencia de heridas de proyectil de arma de fuego", sin embargo, no se precisaron estos hechos.

En la masacre murieron las empleadas del bar: Alma Aracely Miguel Quiroga, de 37 años; Tayde Frías Muñoz, de 37; así como los clientes: Norma Lorena Santiago González, de 41; Sergio Daniel López Montes, de 38; Tomas Casillas Tarín, de 44; Óscar Guillermo Payán Rodríguez y Amador García Daniel.

Por la muerte de las mujeres se les imputó el delito de homicidio calificado y agravado, y por el homicidio de los hombres, fue por homicidio calificado, pues estos crímenes se cometieron con las agravantes: alevosía, premeditación y ventaja, indicó el MP.

La orden de aprehensión se les ejecutó a dichos sujetos en el Cereso Estatal Número 1, donde están bajo proceso por la ejecución de Octavio Castillo Esparza y Luis Alonso Simental Román, quienes fueron abatidos el 17 de junio del 2013 en las calles Alcalifa y Saboyana de la colonia Quintas Quijote de esta capital.
Cabe destacar que la masacre ocurrida en el Bar Mogavi, fue cometida presuntamente por un sicario solitario que ingresó "encapuchado" con un "Cuerno de Chivo" y abrió fuego contra las víctimas que se encontraban dispersas entre el mobiliario del lugar.

La FGE informó en esa ocasión que el personal de la Unidad de Investigación de Delitos contra la Vida y la Policía Ministerial Investigadora, "tienen como prioridad determinar la identidad de él o los agresores para su pronta captura y definir el móvil del crimen".

"El tema de la extorsión está totalmente descartado del múltiple homicidios, por lo que hasta el momento, una de las líneas más fuertes que tenemos, es el narcomenudeo, sin embargo, tenemos otras líneas que ya se están investigando", indicó la FGE.