Decisión sobre IEEPO crispó ambiente social: ex líder de APPO

Flavio Sosa, descartó que con la reestructuración del IEEPO los disidentes de la sección 22 puedan redituar un movimiento como que él encabezó en 2006.

Oaxaca

El ex líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Flavio Sosa, descartó que con la reestructuración del IEEPO los disidentes de la sección 22 puedan redituar un movimiento como que él encabezó en 2006.

En entrevista con MILENIO afirmó que con esta acción legal el gobernador de la entidad, Gabino Cué, únicamente crispó el ambiente social. Reconoció que la disidencia magisterial ha cometido errores por lo que debe regresar a los pueblos para conseguir el apoyo popular.

Sosa calificó como una "desproporción y una agresión" la reestructuración administrativa del órgano educativo, toda vez que no contempla cambios en la materia y por el contrario militariza el estado.

“Es una desproporción, una agresión, un signo ominoso que anuncien esta medida de educación y que vaya acompañada de militares. Más bien me parece que la lógica perversa de Enrique Peña Nieto el hecho de que quiera militarizar todo el país y seguir provocando guerra y conflicto. Eso es lo que me parece: una artera provocación de militarizar Oaxaca y seguir provocando conflicto”, aseveró.

Rechazó que con esta acción la sección 22 “este muerta”, sino por el contrario sus inconformidades reavivarán a los movimientos sociales en la entidad.

Sosa refirió que no ha sido llamado por el Comité Ejecutivo Estatal de la CNTE para cerrar filas, sin embargo, dijo, ellos cuentan con todo su apoyo para las acciones que quieran emprender.

“Esto ha sido un error de Gabino Cué,  apostar al gobierno fracasado de Peña Nieto. Solo quiere quedar bien con el gobierno federal, sin darse cuenta que todas sus reformas son un fracaso total. Cué y Peña Nieto acentúan la situación de conflicto del estado”, afirmó.

Rechazó que la sección 22 de la CNTE pueda conformar un movimiento como el de la APPO, por lo que sugirió a la disidencia oaxaqueña volver a los pueblos y desde abajo emprender la lucha.

“Los tiempos van cambiando los movimientos y los maestros deben aprender de los propios errores  que han cometido, me parece que la forma como se hizo este planteamiento lo único que va a generar es crispación social en el estado.


Estamos viviendo otros tiempos en Oaxaca, la APPO surgió como un movimiento histórico de 2006 y 2007. Me parece que los profesores deben regresar a los pueblos y convocar desde abajo. Deben dialogar con las organizaciones sociales. No estamos en las condiciones de 2006”, reconoció.