Firman acuerdo para poner fin a conflicto magisterial en Campeche

En el documento se reitera la gratuidad de la educación, el respeto a los derechos laborales del sector magisterial, así como el compromiso de seguir avanzando hacia una educación de calidad. ...

Campeche

El gobernador Fernando Ortega Bernés, maestros integrantes del Movimiento de Base Magisterial de Campeche, padres de familia y la sección 4 del SNTE, firmaron un acuerdo para poner fin al conflicto y reanudar las clases el próximo lunes.

Después de más de seis horas de diálogo, esta madrugada en Palacio de Gobierno se suscribió un documento de 14 puntos, en el que se reitera la garantía a la gratuidad de la educación y el respeto a los derechos laborales del sector magisterial, así como el compromiso de seguir avanzando hacia una educación de calidad.

El documento, que fue firmado en presencia del secretario de Gobierno, Roberto Sarmiento Urbina, el dirigente de la Sección 4 del SNTE, Mario Alberto Rodríguez Suárez; el representante del Movimiento de Base Magisterial, Raciel Pacheco Medina y por Anel Castillo Rivero, representante de los padres de familia.

Entre los principales puntos del acuerdo se establece que los maestros en ningún momento perderán el empleo, categoría, nivel salarial o prestaciones, salvo que exista causa justificada y todos los beneficios adquiridos por el personal en activo, al 12 de septiembre del 2013, serán salvaguardados.

No se privatizará la educación, continuará siendo laica, gratuita y obligatoria; las evaluaciones no serán un examen, serán procesos que considerarán todos los aspectos de la función docente, así como los contextos demográfico, social, económico y demás condiciones que intervengan en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Asimismo, que la Secretaría de Educación tiene atribuciones en el proceso de evaluación y será garante de que se respeten los derechos de los maestros.

Los resultados de las evaluaciones se reservarán como datos personales y el gobierno del estado y los signantes expresan su respeto, y se comprometen a conducirse en estricto apego a derecho y a la normatividad aplicable, en el ámbito de sus respectivas competencias.

A su vez, que los derechos consagrados de los maestros no están sujetos a la voluntad discrecional de ningún servidor público ni de alguien en especial.

Frente a la ley no existe otra opción más que cumplirla, y la reforma educativa está dirigida a todos los docentes, al personal con funciones de dirección y supervisión, así como los asesores técnico pedagógicos.