Cierran otro inmueble donde realizaban fiestas clandestinas en Neza

En lo que va del año autoridades han cerrado 10 lugares donde se permitía la entrada a menores de edad y la venta de bebidas embriagantes.

Nezahualcóyotl

Autoridades municipales de Nezahualcóyotl, Estado de México, clausuraron un establecimiento donde se organizaban fiestas clandestinas en las que se permitía la entrada y consumo de bebidas embriagantes a menores de edad, además de que había sustancias prohibidas. En lo que va del año han sido cerrados 10 sitios de este tipo, entre casas particulares y locales comerciales.

El subdirector de Reglamentos municipal, Omar Maceda Luna, explicó que el fin de semana se clausuró el establecimiento con razón social Salón de Fiestas y Eventos Sociales "Diamante Negro", ubicado en la avenida Texcoco, en la colonia México, donde se realizó un operativo de revisión.

Precisó que en el sitio se encontraron bebidas alcohólicas y sustancias prohibidas, así como cerca de 150 jóvenes, tanto hombres como mujeres, en su mayoría menores de edad, quienes fueron desalojados del inmueble.

Detalló que el ingreso y salida de los asistentes se realizaba por una pequeña cortina que da hacia la avenida.

El funcionario municipal refirió que todos los fines de semana y fechas festivas se llevan a cabo recorridos para detectar fiestas clandestinas, incluyendo casas habitación que fungen como sede para este tipo de eventos que ponen en riesgo a la población, pues no cuentan con las medidas necesarias de seguridad y en la mayoría de los casos se venden bebidas alcohólicas a menores de edad.

Detalló que los operativos se realizan en coordinación con las áreas de Espectáculos, Tesorería y Reglamentos, además del apoyo de la policía municipal y de Protección Civil, por cuestiones de seguridad.

Agregó que los verificadores realizan recorridos de revisión en diversos puntos y vialidades del municipio, así como en lugares que son denunciados por la ciudadanía o que han sido notificados por la Policía Vecinal de Proximidad.

Dijo que en caso de que los lugares no cuenten con la documentación necesaria para su funcionamiento, se procede a la revisión del local comercial que debe cumplir con las condiciones de seguridad planteadas por la unidad de Protección Civil, entre las que se destacan la existencia de rutas de evacuación, instalaciones eléctricas adecuadas, contar con equipo para evitar incendios y medidas para contrarrestar cualquier otra eventualidad, como tumultos o estampidas humanas.