Xochitla y sus globos aerostáticos

Cielos mexiquenses en colores brillantes.
Festival de Globos Aerostáticos Xochitla.
Festival de Globos Aerostáticos Xochitla. (Cortesía)

Tepotzotlán

Los cielos del pueblo mágico de Tepotzotlán se entonan de múltiples y brillantes colores que simulan diferentes banderas, como la de Brasil, México, Bolivia, Finlandia, Brunei y hasta la de la Ciudad Gótica de Batman, dando lugar al Festival de Globos Aerostáticos Xochitla.

A solo 40 minutos del Distrito Federal, a un costado de la carretera Circunvalación, en el Estado de México, se encuentra el parque ecológico en el que, desde temprana hora, se elevan los globos y hay espectáculos de payasos, capoeira, magia, circo y otras recreaciones para sudar y ejercitar el cuerpo.

Al caer la noche, el Jardín Central recibe a más de 800 campistas que, junto con otros visitantes, contemplan el espectáculo de luz y sonido Viaje por el tiempo a través de la música, donde canciones icónicas de los años setenta a los noventa y modernas del nuevo siglo vibran al compás del encendido de 10 “globos bailarines”.

El segundo acto es un homenaje a las mariposas monarca, pues aparecen en los globos que ascienden junto con figuras de personajes de la mitología prehispánica y otros animales para fusionar el presente y el pasado histórico. Posteriormente se prende una fogata exclusiva para los campistas, en la que asan bombones y salchichas, cuentan leyendas y bailan al sonido de los tambores con ritmos africanos.


UNA MÁGICA VELADA

Durante un fin de semana, el parque recibe a más de seis mil visitantes, entre ellos 58 que apresurados aseguraron su lugar semanas antes para tener la oportunidad de viajar en globo. En punto de las 6:00 horas del domingo, se inflan los globos y despegan una hora más tarde.

Eso sí, es un recorrido más corto (aproximadamente de un hora) que el descrito por Julio Verne en su novela Cinco semanas en globo. El lugar de aterrizaje es desconocido para los viajeros, que disfrutan el paisaje montados en las esferas aéreas. Finalmente, cada aeronave baja en una explanada diferente, no muy lejos de donde salieron.

La experiencia de altura continúa con las actividades permanentes que ofrece el parque cultural mexiquense, como la renta de cuadriciclos, golfito, eurobungee, paseos en lanchas o tren, talleres, juegos infantiles, días de campo, laberinto, tortuguero, así como un mercado de artesanías, plantas y productos orgánicos y el restaurante El Silo, que sirve quesadillas y otros antojitos.

Entre las opciones extravagantes que ofrece el parque Xochitla están los campamentos que se realizan los últimos fines de semana de cada mes, lo único que se necesita es una tienda de campaña y conocimiento básicos para armarla, aunque si se desea también se puede acampar en otras épocas del año con un mínimo de 20 personas y con previa reservación. El donativo por la actividad es de 235 pesos para adultos y 175 pesos para niños.

También cuenta con servicios para fiestas infantiles, visitas escolares y un centro de convenciones con espacios privados, terrazas y salas de junta. La Universidad Iberoamericana es una gran aliada del parque, ya que ofrece diplomados entre otros servicios educativos. Las dos instituciones tienen como objetivo formar mejores y más productivos seres humanos, donde la ecología juega un papel primordial en la concientización de las personas.

El Parque Ecológico Xochitla tiene una superficie de 70 hectáreas y diversidad de flora y fauna; se puede encontrar 260 especies nativas, de las cuales 25 corren peligro de extinción, como las plantas acuáticas que alguna vez crecieron en el Valle de México, agaves y, en especial, las echeverias.

El “Lugar de las Flores”, traducción del náhuatl, se creó en 1989 por la Fundación Xochitla, que inició el filántropo mexicano Manuel Arango. Su propósito es promover las actividades familiares, el gozo y la recuperación del medio ambiente, así como cuidar los recursos naturales y el desarrollo humano.

Este año, la tercera versión del festival de globos se llevó a cabo el 3 y 4 de mayo; para mayor información sobre el siguiente encuentro y otras actividades o programas culturales se puede ingresar a la página http://www.xochitla.org.mx


RECUADRO

 

DATOS CURIOSOS

—Xochitla cuenta con 60 especies exóticas, entre ellas el árbol ginkgo biloba, originario de Japón y considerado un fósil viviente. La ONU lo nombró símbolo de la paz, el renacimiento y la esperanza, debido a que fue el único que resistió la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki.

—Los príncipes de Dinamarca Joachim y Marie visitaron el parque hace cuatro años y plantaron un encino en el Jardín de la Filantropía.

—A lo largo y ancho del lugar se aprecian diferentes esculturas hechas con macetas que simulan seres humanos.

—El 5 de julio conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente.

—Albergó el taller de “Accountability”, basado en el libro El Principio de Oz.