Mi ambición nunca ha sido el poder: Vallejo

El gobernador de Michoacán agradeció el apoyo de los ciudadanos y dijo que desea que su relevo dé "el mayor esfuerzo y compromiso para el bien de todos".

Ciudad de México

El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, aseguró que su meta en la vida nunca ha sido la ambición por el poder, por lo que decidió dejar el cargo al verse impedido por problemas de salud para que su relevo dé "el mayor esfuerzo y compromiso para el bien de todos".

"La ambición por el poder jamás ha sido una de las metas en mi vida es por eso que, ahora que me veo impedido por mi salud prefiero dejar el espacio a alguien más para que sin mis padecimientos pueda dar el mayor esfuerzo y compromiso para el bien de todos, pues no es asunto de un solo hombre", dijo en un mensaje televisivo.

Aseguró que es un ciudadano de firmes convicciones y con una visión humanista, características que "serán el principal motor que impulse las acciones de este gobierno" hasta el último día que esté en el cargo.

Reconoció al presidente Enrique Peña Nieto por su intervención en el estado para recuperar la paz y seguridad.

"No fue posible hasta llegada del presidente Enrique Peña Nieto que entendió los reclamos de justicia social y respeto porque somos un pueblo digno, pero además nos envió apoyo de las fuerzas federales con una nueva estrategia y también nos trajo un plan de rescate para la seguridad y el desarrollo integral del estado", señaló.

Reiteró que la intervención del gobierno federal era necesaria y que esto no significó ceder la soberanía o que se estuvieran usurpando funciones.

"Michoacán, como parte de la unión y con un pacto federal vigente lo justifica plenamente, nunca nos interesaron los protagonismos ni competir por la foto, pero sí que se hicieran las cosas", puntualizó.

El mandatario estatal dijo que ahora lo importante es proteger los territorios que han recuperado, fortalecer y capacitar las fuerzas policiacas y de procuración de justicia, así como lograr el mando unificado con los municipios.

Agregó que otras de las tareas será el que se ejecuten las 250 obras y acciones del plan Michoacán, pues indicó que ello impactará directamente a la reactivación económica del estado y el bienestar de los ciudadanos.

"La inyección de recursos federales sin duda que es importante, pero es más importantes el reconocimiento del legado histórico y de recursos que ha aportado Michoacán a la grandeza nacional y que ahora al presidente Enrique Peña Nieto corresponde dar justicia y respeto a la dignidad que meremos los michoacanos", señaló.

Dijo que en la función pública ha entregado su vida entera, "siempre he tenido un código de conducta personal de entregarme a las tareas que por convicción propia o por la voluntad de morelianos o michoacanos he tenido el honor de desempeñar".

Agradeció a los ciudadanos por su apoyo y mencionó que siempre ha antepuesto su responsabilidad pública a la personal, por lo que ahora se dedicará a recuperar su salud.