Comunitarios reciben cuerpos de compañeros muertos

El Frente por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado de Guerrero informó que los cuerpos de sus compañeros se encuentran en estado de descomposición. 

Chilpancingo

El Frente por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado de Guerrero (FUSDEG) prepara el sepelio de dos policías comunitarios abatidos en la emboscada del lunes 30 de marzo, los cuales fueron entregados en estado de descomposición y decapitados.

Crescenciano Ramírez López, promotor comunitario del FUSDEG, señaló que la madrugada de hoy les fueron entregados los cuerpos de dos elementos de la Policía Comunitaria (PC), los que durante la refriega del lunes 30 fueron llevados por la fuerza hacia las inmediaciones de Las Mesas, en la carretera que va hacia Tecoanapa.

Cerca de Las Mesas, los dos jóvenes fueron asesinados y los dejaron tirados cerca de la carretera, de acuerdo al promotor comunitario, ambos fueron decapitados.

Alrededor de las 02:00 horas, a la base de Tierra Colorada llegó el cuerpo de Wilbert Norberto García Hernández, de 22 años, quien deja huérfana una niña de 2 años.

La segunda víctima es Ángel Jesús Bernabé Madora, de 28 años de edad, quien fue sustraído del grupo de comunitarios del FUSDEG, de acuerdo a Crescenciano Ramírez, por un delincuente conocido bajo el alias del “Carioca”.

Wilbert y Norberto formaron parte de un grupo de policías que repelieron un ataque en la base del Ocotito en febrero pasado, por eso, al tenerlos a la vista el Carioca los identificó y decidió llevárselos para asesinarlos, porque estaba molesto ante la forma en que lo expulsaron de un primer ataque.