Trabajadores de FIDEACA acusan a directivo de cometer irregularidades

Los empleados tomaron las instalaciones en protesta por despidos injustificados, venta ilegal de predios a empleados y aviadores en la nómina del Fideicomiso.

Acapulco, Guerrero

Trabajadores del Fideicomiso Acapulco, tomaron las instalaciones del organismo en protesta por una serie de despidos injustificados, venta ilegal de predios a empleados, y una lista de aviadores con salarios de hasta 18 mil pesos mensuales.

Además acusan que de manera sistemática llegan a las instalaciones del Fideicomiso, hombres que portan armas de grueso calibre e ingresan a las oficinas del gobierno del estado sin ser trabajadores.

Con documentos en mano, muestran una lista de aviadores que quincenalmente cobran en la nómina del FIDEACA, a los cuales el director Miguel Ramón Palacios Vargas, los tiene en la nómina.

“Nuestro movimiento laboral es pacífico y en contra de los atropellos y las irregularidades que se han cometido en el despido de los trabajadores a los que no se les ha liquidado por los años que llevan laborando.

Entre los aviadores están Sofía Mata Corona, que es notificador y percibe un salario de 12 mil pesos mensuales; Nora Yesenia Bucio Muñoz, aparece como auxiliar administrativo con nueve mil pesos mensuales, Ramón Jorge Sandoval Ojeda, Lucero Neri Rivera,  Grecia Ivette Ceballos Barrera”, dijo Guadalupe Pavón Flores, y al nombrar a cada aviador los más de 50 empleados gritaban “no lo conocemos”.

Desde las ocho de la mañana los empleados tomaron las instalaciones y dijeron que así permanecerían en toda la jornada, hasta lograr que el gobierno del estado envié a una persona para que atienda las quejas de los trabajadores inconformes que protestaban en forma pacífica.

También acusaron que el director del Fideaca, Miguel Ramón Palacio, se jacta de ser compadre del gobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero, y paisanos del municipio de Ometepec y como muestra dos de los hijos del directivo utilizan vehículos oficiales para uso personal.

“Entre los vehículos que utilizan del Fideicomiso Acapulco, está un Tsuru que es para el trabajo operativo y su hija, trae una camioneta Equinox, y ninguno de los dos son empleados del organismo”, dijo uno de los empleados inconformes que participó en la protesta.

Adicionalmente aseguran que terrenos de mil 400 metros y mil 200 metros con valor de 850 mil pesos y 610 mil pesos han sido adquiridos por personas que no son empleados del organismo y se les otorgó un descuento del 50 por ciento y de acuerdo con el contrato de compra venta, apenas perciben salarios de tres y seis mil pesos quincenales, y algunos de ellos son originarios del municipio de Ometepec.

“Uno de los empleados que adquirió un terreno de mil 418 metros, según el contrato 1287, adquirido el diez de junio del presente año, habría pagado de enganche 127 mil 658 pesos, cuando percibe un salario quincenal de tres mil pesos como notificador del Fideicomiso, aunque no es empleado”, se indica en uno de los documentos en poder de MILENIO.