Expulsan a familia de poblado de San Sebastián del Progreso

Los padres de familia no pueden pagar la cuota de una preescolar. El Ombudsman de Oaxaca pidió la intervención de autoridades de Huajuapan de León para dialogar y proteger los derechos humanos de ...

Oaxaca

Una familia fue desterrada y expulsada del poblado indígena de San Sebastián del Progreso por la asamblea comunitaria por negarse a cubrir la cuota de una preescolar.

Para lograr el retorno de los desterrados intervino el Presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Arturo Peimbert Calvo, quien anunció que se dictaron medidas cautelares a favor de las víctimas, demandándose la intervención de autoridades estatales para garantizar su integridad ya que han sido víctimas de amenazas de muerte.

El Ombudsman estatal  pidió a la Secretaría General de Gobierno que intervenga para reconciliar a los vecinos de la agencia municipal de San Sebastián del Progreso, Huajuapan de León, con la familia expulsada.

 Ante la DHPO compareció la madre de familia afectada, quien señaló que su problema ha ido en aumento y comenzó  por adeudos con el Comité de Padres de Familia del Jardín de Niños “Rafael Ramírez”, ubicado en San Sebastián del Progreso.

 A causa de esos adeudos, dijo la ciudadana, el comité se negó a entregarle los documentos que acreditaban los estudios de su hija, debido a que la familia no pudo cubrir cooperaciones y multas escolares.

 La afectada indicó que no se niega a cubrir el adeudo sino que, debido a serios problemas económicos que su familia ha sufrido, no pudo pagarlo; por ello, su esposo fue ingresado a la cárcel municipal el año pasado y, para que lo dejaran en libertad, tuvo que firmar un pagaré mediante el cual se comprometía a pagar la deuda, la cual dijo que no abonó en el plazo concedido por su carencia económica.

 El 12 de febrero último la Defensoría, ante esta queja, abrió el expediente de queja DDHPO/RM/10/(07)/OAX/2015, en el que solicitó una medida cautelar a la Delegación de Servicios Educativos en la Mixteca del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) para que, de no existir impedimento legal, se entregue la documentación a la solicitante.

 Asimismo, el organismo autónomo pidió como medida de protección al presidente municipal de Huajuapan de León dar instrucciones al agente municipal de San Sebastián del Progreso para que se abstenga de ejecutar actos de molestia a la familia afectada, o a sus propiedades, posesiones y demás derechos.

 En días posteriores a esa actuación de la Defensoría, la directora del Jardín “Rafael Ramírez” tuvo conocimiento de la queja que la familia afectada presentó ante el organismo autónomo e inicialmente la tomó como una denuncia judicial, por lo que informó sobre la misma al Comité de Padres de la escuela.

 Por esa confusión sobre los alcances de la queja presentada a la Defensoría,  se llevó el asunto a la asamblea del pueblo, la cual tomó la determinación de expulsar de la comunidad a la quejosa y su familia por considerarlos problemáticos.

 El 2 de marzo último acudió a la comunidad de San Sebastián del Progreso una defensora regional para entrevistarse con la directora de la institución preescolar a fin de explicarle los alcances de la queja y la etapa en la que se encontraba el proceso de investigación.

 La defensora explicó estos detalles técnicos a quienes integran el Comité de Padres del Jardín de Niños, a fin de hacerles ver que la decisión de expulsar a la familia es una sanción excesiva y vulnera derechos irrenunciables.

En este ánimo, invitó a ambas partes a la conciliación, explicándoles que es una forma de concluir los procedimientos ante este organismo.

 Pese a la intervención de la defensora para entablar un diálogo con la comunidad y generar acuerdos, el 3 de marzo último el esposo de la quejosa fue  presentado ante el agente municipal de San Sebastián del Progreso, y fue  presionado para que saliera de la comunidad con su familia en 24 horas.

 A causa de estos hechos,  el personal de la Defensoría acudió nuevamente a la comunidad para tratar de llegar a una conciliación. Sin embargo, la asamblea reiteró su determinación de que la familia abandonase la comunidad.

 Se ha solicitado la intervención de autoridades estatales para que realice las mesas de diálogo necesarias a fin de atender este problema y proteger los derechos humanos de las personas afectadas, además de coadyuvar a la reconstrucción de las relaciones armónicas en la comunidad.

 La DDHPO reiteró la solicitud de intervención al presidente municipal de Huajuapan para que instruya al agente municipal de San Sebastián en cuanto a adoptar la medida cautelar emitida a favor de la familia agraviada.

 También urgió el respeto a las comunidades rurales, sus sistemas normativos internos y su cosmovisión; no obstante, apela al diálogo y concertación para la reconsideración de la determinación tomada por la asamblea de la comunidad, a efecto de evitar que se instauren sanciones o penas excesivas, inusitadas y trascendentales, las cuales pueden no ser proporcionales a la infracción cometida.