Explota pipa en Edomex; el fuego atrapa a vecinos

El estallido provocó que fueran desalojadas 2 mil personas, informaron autoridades municipales.

Estado de México

Una pipa con 45 mil litros de gas butano explotó luego de volcarse sobre la avenida Jesús Reyes Heroles, en Tlalnepantla, Estado de México, lo que dejó un muerto y 25 heridos, seis de ellos en estado grave, informaron autoridades del municipio.

Asimismo, el estallido provocó daños en 20 autos y 25 domicilios quemados de la colonia San Rafael, así como el desalojo de 2 mil vecinos, ya que las llamas alcanzaron áreas verdes de los domicilios y sus ocupantes quedaron atrapados en el fuego.

Las llamas alcanzaron a peatones y automovilistas que se dirigían a sus centros de trabajo, los cuales al percatarse del accidente decidieron acelerar sus unidades y alejarse del lugar.

Otros conductores, los que se encontraban más cerca de la pipa, al detectar el olor a gas bajaron de sus vehículos y corrieron para tratar de ponerse a salvo; sin embargo, el fuego alcanzó a un operador de un taxi y a dos jóvenes, que sufrieron quemaduras en 90 y 60 por ciento de sus cuerpos, respectivamente.

El alcalde, Alfredo Martínez, informó que el accidente ocurrió alrededor de las 4 de la mañana en la llamada Curva del Diablo, dirección norte a sur, frente al cementerio Jardines del Recuerdo.

En el  lugar quedaron quemados, además de la pipa, un autobús de pasajeros y un automóvil particular, y el fuego afectó 25 viviendas, cuatro de ellas consumidas por el fuego.

Personal de Protección Civil y Bomberos de Tlalnepantla desalojaron a 2 mil personas que viven cerca del accidente.

Alrededor de las 6 de la mañana fue sofocado el fuego en la pipa, propiedad de la empresa Distribuidora de Químicos SA de CV, placas 685 XN 6, en cuya cabina al parecer quedó el cuerpo calcinado del conductor, identificado como Arturo Iván Tenorio.

Tres de los seis heridos de gravedad fueron llevados al Hospital de Traumatología de Lomas Verdes y los otros a la Cruz Roja de Polanco.

En tanto, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, se trasladó al hospital de Traumatología, donde se encontró con familiares de las víctimas, a quienes les dijo que su administración se hará cargo de los tratamientos que necesiten, “incluso los pacientes que deseen ser canalizados a Galveston, Texas, para continuar con su rehabilitación”.

Enfatizó que realizarán peritajes a la vialidad, “y si arrojan que hay que hacerle adecuaciones, las vamos a hacer de inmediato, para evitar este tipo de accidentes”.

Además, instruyó al secretario de Gobierno estatal, José Manzur, a presentar una iniciativa en el Congreso local para realizar modificaciones al Código Penal y endurecer las sanciones contra quienes provoquen estos accidentes.

El 7 de mayo de 21013 otra pipa que también transportaba gas se volcó y exploto en la autopista México-Pachuca, a la altura de Ecatepec, dejó un saldo de 23 muertos y 45 casas y 15 vehículos quemados. Al igual que ayer, los hechos ocurrieron en la madrugada, por lo que el estallido y el fuego también atraparon a los vecinos del lugar.

TESTIMONIOS

“Vivimos un infierno para proteger a las familias del fuego. El flamazo incendió árboles, anuncios, los autos de los vecinos, las láminas de las casas. Cuando logramos salir de nuestro domicilio las llamas estaban por todas partes. Busqué una salida y me subí a la azotea. Parecía que no había escape”, narra Sergio Rodríguez Martínez, quien vive en la casa marcada con el número seis de la avenida Jesús Reyes Heroles.

Cuenta que los vecinos intentaban apagar las llamas como podían.

Otro de los habitantes del lugar narró los momentos de pánico y desesperación al verse amenazados por el fuego:

“El paisaje era impresionante: zonas verdes, árboles y viviendas se veían carbonizadas. A las cuatro de la mañana escuchamos una explosión muy fuerte y de repente nos vimos envueltos en llamas: las casas prendiéndose, los árboles y los automóviles estacionados que bloqueaban la salida de las viviendas. Parecía que no había por dónde escapar”.

“Lanzamos cubetas con agua a los automóviles para evitar que estallaran y poder salir de nuestras casas”, relataron otros habitantes de la colonia San Rafael, quienes reclaman por qué no colocan unos vibradores en la zona habitacional, “es la segunda vez que nos pasa algo así”.

Aproximadamente 190 mil pipas, con capacidad de 40 hasta 90 mil litros, que transportan gas LP, gasolina y otros químicos, circulan por vialidades de la zona metropolitana del Valle de México.