Exigen pobladores quitar retenes de Policías Comunitarias

Continúa cerrada la carretera Acapulco-Zihuatanejo en ambos sentidos. Se instalan más puestos de vigilancia

Petatlán

Más de 600 habitantes de las comunidades costeras y la zona serrana del municipio de Petatlán, colocaron ocho puestos de vigilancia, para exigir al gobierno del estado y federal el retiro de retenes que en las poblaciones del municipio de Tecpan de Galeana.

“Queremos que nos quiten una policía comunitaria que creo es anticonstitucional, porque las policías comunitarias son para las comunidades y estos no tienen nada que hacer en las carreteras federales.

“A la gente que no lleva identificación lo detienen, lo golpean; tenemos dos casos de dos jóvenes de una comunidad lo bajaron (el jueves) y el sábado apareció muerto. Creemos que atrás de esa policía comunitaria puede estar la delincuencia organizada”, dijo Ignacio Salto Villa.

En tanto a lo largo de unos 12 kilómetros en ambos sentidos de la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo están varados camiones de carga, transporte público y particular que desde el jueves a las 07:00 horas cerraron la vía desde la comunidad que van de El Llano hasta El Cayacal.

En la carretera se dispusieron ocho puestos de vigilancia por parte de los habitantes de las comunidades de Petatlán que impiden el paso de empresas de alimentos, pasajeros, vacacionistas y en el poblado El Cayacal, efectivos de la Secretaría de Marina Armada de México, montaron un retén.

Una familia proveniente del Distrito Federal y con destino a Morelia Michoacán, que va al frente con Laura Herrera Galicia, dijo que se regresaba a Acapulco porque los habitantes de las comunidades les habían negado el paso.

“Mire cómo vamos, mis hijos no han desayunado, apenas y probaron bocado y pasamos una noche terrible por la lluvia.

“No vemos para cuando se vaya a desbloquear la carretera, esta gente pide cosas que son imposible que el gobierno se las dé. Nosotros nos vamos a regresar a Acapulco, para de ahí viajar a la ciudad de México y de ahí a Morelia”, dijo mientras caminaba acompañada de sus hijos.

El turista Jerzaín Ventura, dijo que venía del Estado de México y que iba de vacaciones al puerto de Zihuatanejo, pero debido al cierre carretera se iba de regreso para quedarse en Acapulco.

“Desde anoche nos quedamos atorados aquí, pero ya ahorita vamos de regreso, por no podemos quedarnos aquí más tiempo, con la lluvia, sin un lugar para comer es muy difícil.

“Venimos con la familia y nadie nos informa en que tiempo se podría abrir la carretera y para no esperar más nos vamos para Acapulco, ya ve que está lloviendo y no podemos seguir aquí”, dijo desalentado.

A pesar de las fuertes lluvias que se registran en la Costa Grande, por la tormenta tropical "Erick", los habitantes que se encuentran en los retenes desde desde Papanoa, Coyuquilla Norte, Santa Rosas y El Cayacal, se mantienen en los puestos de control instalados sobre la carretera.