Exigen pescadores evitar la depredación del pulpo

Al no ser atendidos por las autoridades bloquearon una avenida con una lancha y quemaron llantas; hoy darán solución a su queja.
La protesta duró más de seis horas.
La protesta duró más de seis horas. (Édgar Icthe)

Campeche y BCS

Pescadores ribereños de Campeche y Lerma irrumpieron en las instalaciones de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para pedirle a las autoridades de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) mayor vigilancia para evitar la depredación del pulpo que hacen en los municipios de Calkiní y Champotón, lo que ha generado baja captura durante la temporada del molusco.

Ayer por la mañana al menos 300 pescadores de diferentes cooperativas llegaron a las instalaciones de la Sagarpa y al no permitírseles el paso, rompieron un candado, de ahí llegaron a las oficinas de la Conapesca donde mantuvieron retenida a la encargada del lugar.

Los inconformes pidieron que los atendiera el nuevo subdelegado de Pesca, quien hace unos días tomó el cargo, para que les diera una solución al problema de falta de vigilancia por parte de ellos y de la Marina.

Los líderes de las diferentes cooperativas manifestaron que los pescadores de Isla Arena, en Calkiní, Seybaplaya y Villamadero, en el municipio de Champotón, están depredando sus áreas de captura del pulpo.

Para ello utilizan buzos y artes de pesca prohibida, por esta razón se han reportado bajos volúmenes de captura en lo que va de la temporada, que inició el 1 de agosto.

De igual manera manifestaron que los recorridos de vigilancia por parte de los inspectores de la Conapesca son insuficientes, por lo que exigieron un mayor número de personal para evitar la depredación.

Al ver que las autoridades no les hacían caso y no les daban una pronta solución como medida de presión, los pescadores primero sacaron dos embarcaciones, las cuales colocaron sobre la avenida cerrando el paso en uno de los carriles, y posteriormente pusieron llantas que quemaron.

Los bomberos llegaron para intentar apagar los neumáticos pero fueron correteados por los inconformes, también se presentaron agentes de Vialidad que tuvieron que dirigir el trafico para evitar el congestionamiento vehicular en la zona.

Al no ser atendidos por autoridades de la Conapesca, los pescadores pidieron la presencia del titular de la delegación de la Sagarpa, Víctor Salinas Balam, quien los atendió después de seis horas y media de estar protestando.

El funcionario federal dialogó con los manifestantes, a quienes les dijo que este miércoles sostendrían una plática con autoridades de las oficinas centrales de la Conapesca para darle una solución al problema.

Una vez que se llegó al acuerdo, los pecadores metieron las lanchas que sacaron y de ahí se retiraron de las instalaciones de la Sagarpa.

A pesar de que los manifestantes entraron sin permiso a las instalaciones de la Sagarpa, donde sacaron dos lanchas, neumáticos que quemaron, además de bloquear parte de una avenida, hasta el momento ninguna autoridad ha contemplado levantar una denuncia contra estas personas para evitar un conflicto mayor.

AUTOPROTECCIÓN

Pescadores ribereños de Puerto San Carlos, Baja California Sur, crearon un grupo de autodefensa denominado Rescatando la Bahía, para enfrentarse con barcos sardineros.

Luis García, presidente de Vigilancia de la Cooperativa Pesquera Patos Buzos de este puerto, dijo: “Ya no creemos en ningún gobierno, solo estamos esperando tener las armas en nuestra manos para defender nuestra bahía”.

Señaló que las autoridades pesqueras de los gobiernos estatal y federal no han atendido la problemática que desde hace años existe, concretamente de Bahía Magdalena, por lo que decidieron crear el grupo de autoprotección.

Un pescador, integrante del grupo de autodefensa, responsabilizó a los gobiernos estatal y federal de cualquier acto de violencia que pudiera ocurrir en la Bahía Magdalena, municipio de Comondú.

El cooperativista Mario Hernández, alertó sobre la irritación social que existe entre los pescadores ribereños, porque dichos gobiernos han hecho caso omiso de su demanda para que los barcos sardineros salgan de las bahías de ese municipio.

Hace unos días se registró en Bahía Magdalena un conato de violencia cuando cooperativistas de Puerto San Carlos se enfrentaron con seis barcos sardineros que ingresaron a ese lugar.