Exigen 15 mil personas liberación de dos yaquis

Durante la protesta también exigieron detener el trasvase de agua de la presa El Novillo hacia Hermosillo a través del acueducto Independencia.
La manifestación se realizó por la principal avenida de Ciudad Obregón.
La manifestación se realizó por la principal avenida de Ciudad Obregón. (Felipe Larios)

Sonora y México

Aproximadamente 15 mil personas marcharon ayer en Ciudad Obregón, Sonora, para exigir la liberación de Mario Luna Romero y Fernando Jiménez, integrantes del Movimiento Ciudadano por el Agua (MCA) y de la tribu yaqui, además de pedir que se solucione el conflicto por el agua de la presa El Novillo.

En la Ciudad de México también se reunieron al menos 500 personas en el Ángel de la Independencia para caminar hacia el Hemiciclo a Juárez y manifestarse contra esas detenciones y el problema del agua.

En la marcha convocada en Sonora por el MCA, que reúne a agricultores de la zona del Valle del Yaqui, exigieron al gobierno del estado que cese el trasvase de 75 millones de metros cúbicos anuales de agua de la presa El Novillo hacia Hermosillo, a través del acueducto Independencia.

Luna Romero y Jiménez fueron arrestados por la Procuraduría General de Justicia de Sonora por privación ilegal de libertad y robo de vehículos; están bajo custodia en el Cereso 1 de Hermosillo.

Con consignas y pancartas, los manifestantes pidieron la renuncia del gobernador Guillermo Padrés Elías, a quien acusaron de criminalizar el movimiento de la tribu yaqui que pugna por la tierra y el agua que “legítimamente” les pertenecen.

A la marcha asistieron el poeta Javier Sicilia y el ex candidato presidencial del PRD Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quienes compartieron el presídium con los senadores priistas y  precandidatos a la gubernatura de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano y Ernesto Gándara Camou.

Alberto Vizcarra, vocero del MCA, aseguró que el gobierno de Sonora ha roto el estado de derecho y añadió que el mandatario sonorense ha iniciado una persecución contra los yaquis.

“Si se va a respetar el derecho, se debe quitar la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la legalidad del Acueducto Independencia”.

Recordó a quienes a partir de 2015 pretenden gobernar Sonora que no basta con hacer llamados a que se respete la ley y el estado de derecho, porque el actual gobierno panista dejó lugar para las ambigüedades.

Los asistentes marcharon desde el auditorio del Instituto Tecnológico de Sonora por toda la calle Miguel Alemán, la principal de Ciudad Obregón, y terminaron en la confluencia de las calles Alemán y Allende, en la zona hotelera.

En el templete estuvieron miembros de la tribu yaqui, encabezados por el comisionado del gobierno tradicional de la etnia, Miguel Cota Tórtola, el alcalde de Cajeme, Rogelio Díaz Brown, y el diputado federal del PRI, Faustino Félix Chávez.

DEL ÁNGEL AL HEMICICLO

En punto de las 4 de la tarde, en la Ciudad de México, Tomás Rojas Valentín, vocero de la tribu yaqui, se reunió con un contingente de cerca de 500 personas en la columna de la Independencia para marchar hacia el Hemiciclo a Juárez y manifestarse contra el “despojo del agua”.

“Queremos la cancelación del acueducto Independencia, que es una obra ilegal e injusta que le esta causando daños irreparables a la tribu y el Valle Yaqui, pues nos deja prácticamente sin insumos”, dijo Rojas, y agregó que la actividad agrícola es muy importante para su economía y el agua es uno de los elementos principales.

Señaló que el gobierno de Sonora ha desestimado e ignorado la ley en su caso, pues aseguran que en 1945 se decretó que 50 por ciento del agua del Valle Yaqui sería para la tribu.

También dijo que mientras los yaquis se han regido en el marco de la ley para hacer sus peticiones, lo que han conseguido es que encarcelen a dos de sus compañeros, y en cambio tienen una actitud contemplativa e incluso de consentimiento con el gobernador Guillermo Padrés, quien sigue violando la ley.

La marcha en el DF, al mismo tiempo que en Sonora fue para darle el carácter de nacional, pero dijeron que también será a escala internacional; en España, Francia e Italia se han realizado manifestaciones para apoyarlos.

Ayer se les unieron integrantes del pueblo triqui, el Frente Popular Francisco Villa, el Frente de Damnificados 19 de Septiembre y representantes de comunidades campesinas para sumar más de 500 personas, quienes esperaron a que pasara la marcha de los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional.