Exigen a Gabino Cué castigo firme contra sacerdote pederasta

En una carta abierta organizaciones civiles e integrantes del llamado Foro Oaxaqueños para la Niñez reclaman que el proceso contra el sacerdote Gerardo Silvestre Hernández se ejerza apegado a derecho.

Oaxaca

Un centenar de organizaciones civiles e integrantes del llamado Foro Oaxaqueño por la Niñez, emitieron un pronunciamiento para exigir al gobierno del estado, se actué con firmeza para castigar los casos de pederastia cometidos por diversos representantes de la iglesia oaxaqueña, entre ellos el sacerdote Gerardo Silvestre Hernández procesado por haber violentado sexualmente a 45 menores de edad.

En la carta abierta, entregada al gobernador de Oaxaca Gabino Cué se exige que el proceso integrado contra el clérigo se ejerza apegado a derecho, sin permitirse la impunidad al inculpado.

"Señor Gobernador las organizaciones de la sociedad civil y personas que promueven el respeto de los derechos humanos de las niñas, niños y adolescente, le exigimos a usted se haga valer un adecuado proceso contra el clérigo Gerardo Silvestre Hernández que contribuya a la justicia para los niños violentados sexualmente".

En el texto firmado por las organizaciones del Foro Oaxaqueño de la Niñez, así como por otras 14 de la sociedad civil y personas interesadas en el tema, se señala la impunidad que ha prevalecido en el estado sobre los casos de violencia sexual, en donde los responsables de los delitos han contado con la protección de los poderes políticos, judiciales, económicos o religiosos y exigen que el sacerdote presunto responsable de pederastia sea sentenciado conforme a derecho, sin atender a las presiones que la Iglesia pudiera hacer; y en su caso, se le investigue también por el delito de encubrimiento.

De igual forma demandan se reconozca públicamente por parte de las autoridades civiles y eclesiásticas como un grave delito el abuso sexual hacia niñas, niños y adolescentes, se ofrezca una disculpa pública y se repare el daño a quienes lo padecieron.

Lo anterior cobra relevancia tras haberse dado a conocer el pasado 5 de febrero un informe en el cual el Comité de los Derechos del Niño acusa al Vaticano de proteger institucionalmente a sacerdotes pederastas y recomienda de manera inmediata remover de sus actividades religiosas a todos los que hayan cometido algún abuso así como a los sospechosos, entre otras que buscan asegurar que el principio de justicia sea plenamente respetado.