Guerrero, estado con opacidad, corrupción y caciques: Florencio Salazar

El ex embajador de México en Colombia señaló que no se puede hablar de transparencia ni de buen gobierno, cuando “familiares de gobernantes son quienes tienen los cargos de primer nivel”.

Chilpancingo

El ex embajador de México en Colombia, Florencio Salazar Adame calificó a Guerrero como un estado gobernado por caciques y opinó que el 2015 será la oportunidad de los guerrerenses para elegir si quieren seguir viviendo más en la corrupción; con los índices más altos de violencia y pobreza en el mundo.

En un encuentro que tuvo con los integrantes del Grupo Cuicalli, Salazar Adame dijo que no se puede hablar de transparencia ni de buen gobierno, cuando "los familiares de los gobernantes son quienes tienen los cargos de primer nivel y menos cuando se oculta información sobre sus salarios y la forma en que llegan a los cargos".

El panista consideró fundamental el tema de la transparencia del manejo de los recursos, pues estos son públicos y corresponden a los impuestos que los guerrerenses pagan, ya que se debe entender que lo que "manejan es el dinero del gobierno del estado, no de un rancho", ironizó.

¿Cuánto se gastan en celulares? ¿Cuánto se gastan en gasolina, comida y en hoteles? Y ¿cuánto valen los carros que tienen asignados? Es la información fundamental que los funcionarios deben transparentar, aunado a esto, también lo referente al recurso público que operan como cuánto gasta el gobierno en despensas, cuánto gasta en uniformes y útiles escolares y quienes lo reciben.

El ex militante del PRI durante más de 30 años, calificó a Guerrero como un estado que históricamente ha sido gobernado por caciques y expresó que las elecciones del 2015 serán una oportunidad para que la sociedad motive un cambio, aunque dijo que hasta el momento entre los escenarios electorales que se dibujan no está el de la verdadera transición.

Explicó que existen dos tipos de libertades la negativa; y la positiva, que los guerrerenses ejercen la primera debido a que legalmente son libres, pero no tienen los medios para ejercer esa libertad, porque están encadenados a la pobreza, delincuencia, corrupción, malas costumbres y malos gobernantes.

Criticó las reformas a las leyes electorales secundarias aprobadas en días pasados por el Pleno del Congreso local, en el tema específico de las candidaturas ciudadanas, pues dijo que los diputados le pusieron los candados necesarios para que sea más difícil inscribir como candidato independiente que conformar un partido nuevo.

"Guerrero es un estado corrupto, opaco, con altos índices de pobreza, con una sociedad desorganizada como la de este estado, se mantiene una democracia de baja calidad, porque desde el poder a través de los recursos públicos se impone a los demás poderes", aseveró.

Dijo que no se puede hablar de democracia en un estado donde los gobernantes buscan que sus hijos sean diputados, alcaldes, por lo que refirió: "No hay democracia ni mucho menos respeto por el propio partido".

El ex embajador de México en Colombia calificó al estado como el corrupto entre los corruptos, luego aseveró que de ser un país, Guerrero sería el tercero más violento del mundo, después de Honduras y el Salvador.

Finalmente expresó que no puede haber democracia sin ciudadanos, y que en Guerrero hace falta eso, ciudadanos porque a los guerrerenses no se les puede considerar como tal, solo como pobladores.