Ex cárcel será convertida en oficinas para trámites

La inversión para el Centro Integral de Servicios será de 55 millones de pesos.
El inmueble fue inaugurado por Porfirio Díaz el 2 de abril de 1891.
El inmueble fue inaugurado por Porfirio Díaz el 2 de abril de 1891. (Andrés Lobato)

Puebla

En 2015 se cumplen 30 años de que el Congreso de Puebla decretó que la ex penitenciaría de la entidad se convirtiera en el Instituto Cultural Poblano (ICP).

Como edificio que comenzó a ser construido en 1840 y fue inaugurado por Porfirio Díaz el 2 de abril de 1891, merece ser Patrimonio Histórico, cuestión que no aclaró hasta ahora el delegado del INAH en la entidad, Francisco Ortiz.

Era una penitenciaría de 500 celdas y 36 pabellones. Después del Edificio Carolino, fue el segundo inmueble público al que se instaló luz eléctrica, en 1898.

Para cambiar su uso o desaparecer el ICP, el Congreso poblano tendría que derogar el decreto mediante el cual lo creó hace 30 años, cuando el mismo poder creó en 1983 la desaparecida Secretaría de Cultura.

En las instalaciones del ICP, funcionará un nuevo Centro Integral de Servicios (CIS) a partir de noviembre, como sucedió con otro edificio dedicado a la cultura: la Galería de Arte Moderno y Contemporáneo Ángeles Espinosa Yglesias.

Una vez que al ICP se le dieron las funciones propias de la cultura, ahí se establecieron, y funcionaron hasta hace poco el Archivo General del Estado, el del Poder Judicial, el de notarías, la Hemeroteca Pública Juan N. Troncoso, la Biblioteca César Garibay, la Escuela de Teatro, el Museo de Sitio, la sala de conferencias Ricardo Flores Magón, las de exposiciones Erasto Cortés Juárez y Ángel Márquez, los talleres de danza y el Aula Máxima o teatro Francisco Javier Clavigero (sic).

Cuando el dramaturgo Héctor Azar fue secretario de Cultura, estableció en el mismo edificio la sede del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología.

A principios de los 90, la UAP, la Secretaría de Cultura y la Sociedad General de Escritores de México, establecieron en el ICP la Escuela de Escritores.

La Biblioteca Benjamín Franklin, regalo del gobierno de Estados Unidos a Puebla, que funcionó en la calle 7 Norte número 3, a un costado del antiguo Hospicio del Estado, fue desmantelada y con parte de su acervo se creó la César Garibay, del ICP.

El Archivo General del Estado fue trasladado al edificio que ocupa el Registro Civil, donde hace poco fue instalada la Hemeroteca Pública Juan N. Troncoso; sin embargo, no se ha informado qué fue del fondo de la Biblioteca César Garibay, donde había ejemplares únicos que, por esa característica, solo podían ser consultados en sala por una solicitud especial.

En 2013, al cumplirse 150 años de la defensa de Puebla, por la cual el Ejército Francés sitió la Angelópolis durante 61 días, por primera vez se hizo un reconocimiento público al general que sostuvo la lucha contra los galos, Jesús González Ortega, se develó una placa para conmemorar el hecho y se instaló una imagen del militar junto a la fuente del ICP.

Expulsión y abandono

En 1735 y 1753, los hermanos españoles Sebastián y Ángela y Roldán donaron 26 mil y 50 mil pesos respectivamente para las obras de la Compañía de Jesús.

El descendiente de esos hispanos, Antonio Hordeñana, sacerdote jesuita, decidió que esos fondos se utilizarán en la Ciudad de México y en la Angelópolis; en la primera creó el Colegio de Indias de Nuestra Señora de Guadalupe.

Los jesuitas crearon el colegio y la iglesia de San Xavier en un predio de la plazuela de Guadalupe, que actualmente abarca las avenidas 13 Sur, Reforma, 3 Poniente y la calle 15 Sur.

El pasado domingo, el gobierno del estado envío a los medios de comunicación cinco fotografías con el siguiente pie de foto:

"El gobernador Rafael Moreno Valle realizó un recorrido de supervisión por la construcción del Centro Integral de Servicios edificado en la antigua Penitenciaría de San Javier, que será abierto al público en noviembre.

"El CIS, que tendrá una inversión superior a los 55 millones de pesos, beneficiará a los usuarios al realizar trámites de dependencias de los gobiernos federal, estatal y municipal en el mismo inmueble".

La expenitenciría pasa a tener el mismo uso que la galería de Arte Moderno y Contemporáneo Ángeles Espinosa Yglesias, inaugurada como Galería de Arte Contemporáneo y Diseño, de la que destacan dos de sus últimas actividades: una exposición del fondo Bancomer y una retrospectiva de Federico Silva, ésta en mayo de 2013.