Ex empleada denuncia a Padrés por daño psicológico

Gisela Peraza Vila estuvo cuatro años en prisión acusada de haber robado al ex gobernador de Sonora dinero y joyas de la Casa de Gobierno.
La ex empleada de Padrés estuvo 4 años en prisión.
La ex empleada de Padrés estuvo 4 años en prisión. (Felipe Larios)

Hermosillo

Gisela Peraza Villa, ex empleada doméstica que estuvo cuatro años en prisión acusada de haber robado 400 mil pesos y joyas de la Casa de Gobierno durante la gestión del panista Guillermo Padrés, interpuso denuncia penal por acusaciones infundadas, tortura y daños sicológicos..

La denuncia es contra el ex gobernador de Sonora, Agustín Rodríguez, ex secretario particular del mandatario, y Ernesto Fernández Portillo, ex jefe de escoltas.

Además del ex subprocurador, Víctor Bonillas Murrieta, quien actualmente desempeña un cargo dentro de la misma dependencia.

Peraza Villa obtuvo su libertad el pasado 11 de junio, cuando un juez desestimó las pruebas presentadas por sus acusadores a través de la fiscalía estatal.

En el 2011, Peraza Villa se desempeñaba como ama de llaves de Ivette Dagnino, esposa de Padrés, quien acusó a la empleada de haberse aprovechado de la confianza para sustraer de la Casa de Gobierno 400 mil pesos en efectivo y joyas. El dinero y las joyas, propiedad de la señora Padrés, presuntamente sustraídas no han sido recuperadas.

El ex subprocurador Bonillas Murrieta es señalado como el autor intelectual de la denuncia en contra de Peraza y, además, como la persona que estuvo a cargo del grupo de policías estatales que interrogaron a la empleada doméstica quien, asegura Peraza, fue objeto de torturas sicológicas y físicas, durante los dos días que permaneció "secuestrada" en la sala de guardias de la Casa de Gobierno.

La denuncia recibida en las oficinas del ministerio público donde despacha el Procurador General, Rodolfo Montes de Oca, también incluye a Agustín Rodríguez Torres, ex secretario particular de Padrés y actual diputado federal por el Partido Acción Nacional. Peraza dijo que Rodríguez estuvo presente cuando fue torturada por agentes investigadores de la policía estatal.

"Él mi gritaba y me decía que regresara el dinero y las joyas, que de otra manera iba a pasar todo mi vida en la cárcel", aseguró Peraza Villa, quien luego de ser contactada por medio de una agencia especializada, permaneció varios años al servicio de la familia Padrés Dagnino, siempre en labores domésticas.

El abogado defensor de la exculpada, Juan Antonio Ortega, detalló que en la denuncia también aparecen Ricardo Ornelas Saavedra, ex director general del Sistema Penitenciario, quien durante la estancia de Peraza en el penal de Hermosillo, presuntamente instruyó a otras reclusas para que "sembraran" droga en la celda de Gisela, para abrirle un proceso contra la salud.

La denuncia que incluye a 10 ex servidores públicos más, alcanza al juez penal Jesús Manuel Estrada Carreón, quien según Ortega, se sometió a las presiones y tráfico de influencias ejercidas por el entonces gobernador, Guillermo Padrés Elías y su ex secretario particular.

Paralelamente, el abogado Ortega promueve una denuncia civil en contra de la esposa Padrés, Ivette Dagnino Acuña, quien fue la que contrató a Peraza Villa, para que se encargue de asuntos domésticos de la Casa de Gobierno, inmueble que durante seis años ocupó el ex mandatario y su familia. Ortega ha pedido resarcimiento económico por 20 millones de pesos.