Ex líder del PRI-DF se dice inocente; declara por escrito

A pesar de que no hay un plazo perentorio para resolver el proceso de expulsión, la próxima semana podría decidirse si pierde su militancia.
Armando Barajas, integrante del Consejo Político Nacional del tricolor.
Armando Barajas, integrante del Consejo Político Nacional del tricolor. (Nelly Salas)

México

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre compareció durante dos horas ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI para defenderse en el proceso de expulsión en su contra iniciado a solicitud de Armando Barajas, integrante del Consejo Político Nacional, y negó los hechos que se imputan, además de presentar por escrito su defensa.

El ex dirigente del partido en el Distrito Federal evadió a los medios de comunicación y mientras ingresó por el estacionamiento subterráneo a la sede del partido, optó por salir caminando, casi corriendo, por la explanada del edificio.

En tanto, Armando Barajas consideró que a pesar de que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria no tiene un plazo perentorio para emitir una resolución, la próxima semana podrían reunirse sus 11 integrantes y decidir si Gutiérrez de la Torre pierde su militancia, toda vez que con esta audiencia se cierra el periodo de sustanciación del proceso y el ex líder local del PRI no presentó prueba alguna en su defensa.

En tanto, en un comunicado, la presidenta de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, Italy Ciani, garantizó “imparcialidad y equidad procesal en todo momento” y se comprometió a respetar los derechos de las partes.

El PRI señaló que “refrenda su convicción democrática y su compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas, principios indispensables para continuar transformando a México, todo ello basado en el estricto respeto al principio de legalidad al interior de nuestro instituto político”.

Durante la audiencia de desahogo de pruebas y formulación de alegatos, ambas partes presentaron por escrito sus argumentos y ya se trasladó a las partes para los efectos legales correspondientes, de manera que continuará con el proceso para elaborar la resolución.

De acuerdo con Armando Barajas, Cuauhtémoc Gutiérrez negó en todo momento los hechos que se le imputan, como contratar edecanes con recursos del partido, mientras él insistió en que las pruebas acreditan la falta de probidad del presidente del PRI del Distrito Federal con licencia y el daño que ello ocasiona al partido, ambas causales estatutarias para la pérdida de la militancia priista.

Barajas calculó en 3 millones de pesos el quebranto patrimonial supuestamente causado al PRI por el pago a edecanes para servicios particulares.