Evitar infiltración del crimen, reto de Policías Estatales Únicas: Capella

El comisionado de Seguridad de Morelos dijo que la medida presidencial “no es una varita mágica” para acabar con la delincuencia, pero es el inicio para “acotar espacios de impunidad que se han dado”.
Alberto Capella Ibarra, Comisionado Estatal de Seguridad de Morelos.
Alberto Capella Ibarra, Comisionado Estatal de Seguridad de Morelos. ( David Monroy)

Cuernavaca

Alberto Capella Ibarra, Comisionado Estatal de Seguridad y miembro de varias comisiones nacionales para la implementación de una policía única en el país, aseguró que el principal reto de la creación de las policías estatales únicas, anunciado este jueves por el presidente, Enrique Peña Nieto, es cerrar los espacios y evitar las condiciones para la infiltración del crimen organizado en sus diferentes estratos.

El responsable de convertir a Morelos en el primer estado que introdujo el Mando Único Policiaco en un estado, como modelo para reducir la criminalidad al conjuntar a las diseminadas policías municipales, que se han convertido candidatas a ser infiltradas por el crimen debido a la diversidad de estrategias, mandos o condiciones en que se encontraban, aseguró que la medida presidencial "no es una varita mágica" para acabar con la delincuencia, pero es el inicio para "acotar los espacios de impunidad que se han dado y que los han aprovechado de manera determinante las organizaciones del crimen organizado... (sic)"

Consideró, con base a su experiencia en la implementación del Mando Único en Morelos, que entre las medidas necesarias e inmediatas para fortalecer las policías estatales, como las que serán impulsadas por mandato presidencial en Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas, es poner a funcionar un soporte legal y técnico para que la medida policiaca pueda instrumentarse.

"Yo no caería en los plazos fatales, lo que hay que establecer son metas con temporalidad... la filtración del crimen siempre es una amenaza permanente, pero lo que (la medida presidencial busca) es cerrar los espacios para que no exista tanta apertura y tantas posibilidades de impunidad, como las que se están dando en muchas regiones de México", acotó.