Ética, pide Ángel Aguirre en torno al tema de las despensas

El gobernador del estado invitó a los medios de comunicación a decir las cosas como son y no magnificar los datos con lo encontrado.

Chilpancingo

Ética, exigió el gobernador de Guerrero a los medios de comunicación en el tema de la ayuda humanitaria, que a seis meses de la tormenta tropical Manuel todavía permanece en almacenes de la administración estatal.

A tres semanas del hallazgo más numeroso de víveres, ropa, y enseres donados para miles de damnificados por las tormentas del 14, 15 y 16 de septiembre de 2013, el gobernador tocó el tema y respaldó la posición del contralor Antonio Arredondo Aburto, quien acusó a los medios informativos de magnificar el hecho e inflar los datos relacionados con lo encontrado.

Antes, la jefatura de prensa del DIF-Guerrero declaró que lo dado a conocer no existía, que se trataba de imágenes tomadas meses atrás y que para la mañana del 12 de febrero el patio del almacén estaba completamente vacío, lo que no fue verdad.

El mediodía del martes 4 de marzo, el gobernador encabezó un acto público en la explanada de Palacio de Gobierno, entregó recursos a la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) y autorizó el envío de paquetes de fertilizante para la región Montaña, en donde miles de productores reclaman la entrega de granos básicos para sobrevivir y semilla para sembrar.

Ahí aprovechó para abordar el tema por primera vez en un discurso oficial, retomando el caso de una bodega con más de 130 mil paquetes de útiles escolares, que también van destinados para escuelas que fueron impactadas por las lluvias atípicas de septiembre.

"Para mis amigos de la prensa: hoy sacaron algunas notas en el sentido de que hay miles de paquetes (escolares). Sí, sí los hay y pueden ir a la hora que gusten (a la bodega ubicada frente al polideportivo), nada más quiero decirles que no caigamos en campañas sucias sin ningún sentido".

Vino una explicación sobre la existencia de dichos paquetes: " Son paquetes de útiles escolares que yo gestioné ante la federación ante la contingencia, se están entregando porque tiene fecha de vencimiento hasta el día 30 de marzo".

Después se refirió a los hallazgos anteriores: "También sean conscientes que los almacenes del gobierno de Guerrero van a seguir teniendo despensas y otros tipos de apoyos, que les quede claro; para que aquellos, repito, que se han involucrado y participado en este tipo de campañas sucias porque no se les puede llamar de otra manera, ya que distorsionan por completo una realidad".

Arremetió: "Cuando entregamos 700 mil despensas a través del FONDEN (Fondo para Desastres Naturales) y se echaron a perder 45 hicieron todo un escándalo como para mostrar que se habían tirado toneladas y toneladas de víveres en Guerrero, yo creo que ante todo debemos movernos por la ética profesional, por la honestidad y decir las cosas tal como son".

Prometió mandar la relación de todos los almacenes que los medios quieran conocer, en el entendido de que el problema sería que algún apoyo no se entregue o se entregue con fines de políticos.

"Yo les pido con todo mi respeto, mi comprensión, a ustedes amigos de los medios de comunicación que digamos las cosas como son", remarcó.

Preguntó lo que pasaría si dentro de 15 días el estado enfrenta una nueva contingencia y en almacenes no existe una sola despensa.

Como no hubo manera de que los reporteros interactuaran con él, Aguirre ironizó: "Por supuesto que para eso son los almacenes, para almacenar lo que en un momento dado tienen que utilizar ante una situación de contingencia".

Los antecedentes

El primero de febrero, en la bodega de la Subsecretaría de Protección Civil del Estado, durante la cobertura de un paro laboral se encontraron por lo menos 10 mil despensas amontonadas que debieron llegar a los damnificados de septiembre.

El entonces titular, Constantino González Vargas declaró que no eran más de 500, pero el gobierno estatal ordenó su separación del cargo y la investigación correspondiente en la Contraloría General.

El 12 de febrero aparecieron toneladas de víveres a la intemperie en un patio del DIF Guerrero, las calcomanías con leyendas dedicadas a los damnificados por las lluvias fueron numerosos, pese a eso la Contraloría minimizó el hecho.

Después apareció otro almacén con aparatos de línea blanca, caso que no se aclaró plenamente y finalmente la bodega con útiles escolares destinados para escuelas dañadas, el lunes 3 de marzo.

Por los otros hallazgos no hay funcionarios destituidos de sus cargos.