Estudian alumnos de primaria a la intemperie en Chimalhuacán

La semana pasada se quemaron las instalaciones provisionales de lámina y cartón de la escuela José Martí, que ocupaban desde hace 10 años.

Chimalhuacán

En un terreno de 300 metros cuadrados estudian a la intemperie 190 alumnos de distintos grados de la escuela primaria José Martí, del municipio de Chimalhuacán, soportando las inclemencias del tiempo, porque la semana pasada se quemaron las instalaciones provisionales que ocupaban desde hace 10 años.

La madrugada del pasado jueves 20 de agosto se incendiaron las instalaciones provisionales, construidas con láminas de cartón, de la escuela primaria José Martí, con clave oficial 15EPR4888L, adscrita a la Secretaría de Educación del gobierno del Estado de México, ubicada en la colonia Ampliación San Pablo.

Autoridades ministeriales realizan los peritajes correspondientes para determinar si el siniestro fue accidental u ocasionado, pues tanto directivos como maestros creen que fue provocado.

Ahora, los 190 alumnos de los diversos grados que asisten a este centro educativo, reciben clases a la intemperie desde el pasado lunes, cuando inició el ciclo escolar 2015-2016.

Los padres de familia consiguieron lonas que colocaron para tratar de proteger del sol o la lluvia a sus hijos, la mayoría de ellos provenientes de familias de escasos recursos.

El director de la escuela, Joel Díaz García, reconoció que la situación es complicada, porque los menores sufren las inclemencias del tiempo. "Colocamos algunas lonas y material que nos han proporcionado los papás, porque las autoridades no nos han dotado siquiera de bancas o de algún material".

El director explicó que el predio de 300 metros cuadrados donde funciona la escuela es rentado por un habitante de la comunidad, quien ya les dijo que tienen que desocuparlo en los próximos días, por lo que tienen que buscar un nuevo espacio para continuar con sus actividades académicas.

"Yo creo que nada más estaremos esta semana y ya nos movemos. Ahorita vamos a empezar a buscar un terreno o a ver dónde nos dan alojo o dónde nos metemos, porque no podemos estar así.

Detalló que actualmente trabajan con cinco pizarrones usados que les mandó un funcionario municipal, los alumnos y maestros se encuentran amontonados y los sanitarios, que también se quemaron, son utilizados pos los estudiantes y profesores.

El ayuntamiento de Chimalhuacán envió este jueves seis paquetes de láminas de cartón y varios palos para construir los salones de clase.

En tanto, los directivos del centro educativo busca un nuevo terreno en la zona ejidal porque ya no podrán seguir ocupando el predio que rentaban, porque el dueño ya les pidió que lo desocupen.

El director del plantel acudió con el comisariado ejidal de Chimalhuacán para saber si tenía un espacio donde se pudiera construir las instalaciones de la escuela primaria, pero hasta el momento no le han dado respuesta.

Las autoridades de Chimalhuacán le comentaron que revisarán si existe un área de donación en donde se pudiera edificar la primaria.

"No hay nada en concreto de que nos fueran a comprar un predio y eso está en veremos porque este viernes tenemos una reunión para ver qué pasa, a ciencia cierta no hay nada claro", apuntó el director.