Estancada la negociación entre el gobierno de Tabasco y policías

En la capital del estado hay caos vial por embotellamientos y choques derivados de la falta de funcionamiento de algunos semáforos y la ausencia de agentes de Tánsito.
Unos tres mil elementos adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública de Tabasco permanecen en paro de labores.
Unos tres mil elementos adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública de Tabasco permanecen en paro de labores. (Antonio Villegas)

Villahermosa

El paro de unos tres mil elementos adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública de Tabasco cumplió este martes 72 horas con una suspensión en las negociaciones entre las autoridades y los inconformes, motivada porque ambas partes se niegan a ceder en el tema de la salida del titular de esa corporación, el general Audomaro Martínez Zapata.

En tanto está roto el diálogo, en la capital del estado miles de automovilistas empezaron a resentir fallas en semáforos y la ausencia de agentes de tránsito para destrabar los embotellamientos o intermediar en los choques, esto debido a que aunque el gobierno anunció que las fuerzas federales siguen llegando a la entidad para reforzar la seguridad, éstas no toman parte de faltas de carácter administrativo.

Teresa Jaber Pancardo, asesora jurídica de los elementos en paro, confirmó que las autoridades se levantaron de la mesa de negociaciones desde las 20:00 horas del lunes, cuando el secretario de Gobierno, Raúl Ojeda Zubieta, recibió dos grabaciones hechas por los inconformes, una de audio en la que el general Martínez Zapata afirma que el cambio prometido en campaña por el hoy gobernador Arturo Núñez “nunca va a llegar”.

La otra grabación es de video y fue tomada el domingo a las 6 de la mañana al estallar el paro, grabación en la que el funcionario admite que los policías de la Policía Bancaria (integrada por ex militares) ganan siete mil pesos mensuales, más que los policías preventivos, cuyo sueldo asciende según ellos a dos mil 600 pesos en sueldo base que con las prestaciones llega hasta los cinco mil 600 pesos mensuales, en el caso de los mejor pagados.

En el video, también es posible apreciar cómo el general Martínez Zapata intenta convencer a los inconformes de que no cuenta con los recursos para nivelarles su salario, lo que permitiría que accedan a créditos de vivienda, ofreciéndoles dinero “a la mano”; por este motivo, el grupo de policías se molesta y empieza a empujar al titular de la corporación, quien es sacado entre golpes por sus guardaespaldas, entre gritos de “sáquenlo, sánquenlo”.

“Veo la buena voluntad del secretario de Gobierno de llegar al diálogo, pero no es suficiente; no se cancelaron las negociaciones, yo llevé las pruebas en las que el general ofrece dinero de mano a los policías, pero sí hablamos por última vez por teléfono a las 20:00 horas del lunes”, aseguró Jaber Pancardo.

Este martes, a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública se presentaron integrantes de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, quienes levantaron una queja de oficio, por las denuncias de los policías de trato injusto por el mismo trabajo, inspeccionando las oficinas, el banco de armas y el equipo del personal.

Por la tarde, los representantes legales de los policías en paro interpusieron una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para que intervenga en el asunto.

El líder de la protesta, Isabelino León, informó que el gobierno les cortó el suministro de alimentos, por lo que tuvieron que cooperar para mandar a preparar comida para los más de tres mil policías, quienes toman turnos para participar en la manifestación y mantener vigilancia ante un eventual operativo de desalojo.

Mientras eso ocurre en la corporación, el general Audomaro Martínez Zapata despachó este martes en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia, donde se reunió con un centenar de trabajadores administrativos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Ante todo este panorama, la capital del estado enfrenta caos vial por embotellamientos y choques derivados de la falta de funcionamiento de algunos semáforos y la imposibilidad de los elementos del Ejército para actuar en estos percances o en faltas al Bando de Policía y Buen Gobierno.

De acuerdo con elementos de la Policía Estatal de Caminos, encargada de la vialidad, esto permitirá a la ciudadanía y al gobierno valorar su trabajo, tasado en 1 mil 800 pesos quincenales.

“La gente tiene que proceder sola en cada uno de estos casos, es una manera de hacer ver lo importante que es nuestro trabajo y que se nos paga una miseria”, aseguró Jesús Córdova Izquierdo.

El secretario de Gobierno, Raúl Ojeda Zubieta, reiteró que la salida del general Audomaro Martínez Zapata no se discutirá y para ello ya se solicitaron refuerzos federales para la Feria Tabasco, a la que asisten más de 1millón de personas y la cual arrancará con un concurso de belleza la noche del miércoles.

Durante la madrugada, los custodios de la residencia oficial del gobernador y los policías se atrincheran con camiones pesados tapando las entradas, ante el temor de ataque del bando contrario.