Estalla huelga en universidad de Querétaro

El paro de labores se debe a la falta de acuerdos entre directivos de la universidad y el sindicato de trabajadores administrativos.
Huelga en la Universidad de Querétaro
Huelga en la Universidad de Querétaro (Estrella Álvarez)

Querétaro

Debido a la falta de acuerdos entre el sindicato de trabajadores administrativos de la Universidad Autónoma de Querétaro y autoridades de esta casa de estudios, se colocaron al filo del mediodía de este sábado las banderas rojinegras en cinco campus afectando a más de 28 mil alumnos.

El sindicato de trabajadores administrativos exigen un aumento salarial del 5 por ciento, además del 2.4 por ciento de prestaciones y la regularización de más de 500 empleados, sin embargo, no hay dinero, advierte el rector, Gilberto Herrera, quien dijo que sólo podría aportar el 4 por ciento, 2.4 por ciento en prestaciones no atadas al salario y 1.3 millones de pesos de bolsa económica al Estímulo Administrativo.

Las instalaciones comenzaron a vaciarse a las 11 de la mañana debido a la suspensión de clases y actividades administrativas, hora en la que incluso, el rector abandonó sus oficinas, para que al medio día se colocaran las banderas de huelga.

El gobernador José Calzada llamó al diálogo a los diversos factores de la universidad para que no se afecte a la comunidad estudiantil, mismo al que se sumaron los alumnos, quienes afirman que esperan una pronta respuesta.

Incluso, algunos como los de la Federación de Estudiantes de la UAQ, mencionaban que estas acciones afectaban al calendario escolar y se reunieron en el acceso principal para mostrar su rechazo, incluso, se colocaron en el acceso principal pero fueron retirados por los propios trabajadores.

Por cada día de paro, la Máxima Casa de Estudios pierde  6 millones de pesos, informó el rector, Gilberto Herrera Ruiz.

Dos horas más tarde del estallamiento a huelga, el rector de la UAQ, Gilberto Herrera y la Secretaria General del STEUAQ, Laura Leyva, junto con sus equipos de trabajo, establecieron nuevas mesas de diálogo, y en la sede de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, pero al no llegar a un nuevo acuerdo, en los próximos días buscarán una mejor oferta económica.