Hijo de 'El Chapo' escapó de restaurante en Culiacán

Iván Archivaldo Guzmán logró eludir el operativo en el restaurante "Mar and Sea" vestido de mesero, informó la delegación de la PGR en la capital del estado.

Culiacán

A principios de febrero efectivos del Ejército realizaron un operativo en el restaurante "Mar anda Sea", antes "El Farallón", en la capital sinaloense donde escapó "El Chapo" Guzmán, según una publicación del periódico The Wall Street Journal.

Sin embargo, fuentes oficiales de la PGR con sede en Culiacán revelaron a MILENIO que quien se encontraba el pasado 6 de febrero en el "Mar and Sea" era Iván Archivaldo Guzmán, hijo del capo sinaloense y su familia, el cual según la información obtenida por este medio logró escapar del lugar vestido como mesero yportando un mandil.

El operativo del Ejército duró más de nueve horas en las instalaciones del restaurante de mariscos, el cual concluyó con el aseguramiento de cinco vehículos de lujo y cargadores de rifles AK-47.

Desde las 14:00 horas, los soldados arribaron al negocio ubicado por el bulevar Sánchez Alonso y Diego Valadés, en el sector Desarrollo Urbano Tres Ríos, después de ser notificados de la presencia de hombres armados.

Se introdujeron a la zona del estacionamiento y revisaron vehículos que estaban en el sitio y pasaron revista a los clientes que llegaban y salían del establecimiento, conocido por ser propiedad Juan S. Millán, ex gobernador de Sinaloa.

Rodearon las calles aledañas, y ningún vehículo entraba ni salía sin ser revisado minuciosamente del local. Por más de siete horas los militares estuvieron en este operativo, en donde participaron alrededor de 160 elementos de la Sedena.

Al final, fueron remolcados un total de cuatro unidades. Se trata de un Juke Nissan con placas VMN-6646; una Cayenne Porsche con placas JKL-2207 del estado de Jalisco; un Mercedes Benz C 200 blanco con placas JTK-2399 de Jalisco; un Jetta con placas VMP-4846 y una Tacoma blanca conplacas UC-9260.

En el interior de uno de los vehículos fueron encontrados cargadores para rifles conocidos como cuerno de chivo.

Durante el intenso operativo, en donde los militares permanecieron herméticos a cualquier información, se dijo que habían dado con el sitio después de perseguir a los ocupantes de la Tacoma.

Al parecer, trataban de ubicar a los dueños de las unidades, pero durante las más de siete horas no lograron dar con los propietarios y optaron por remolcar los vehículos, apoyados por elementos de Tránsito Municipal.

Casi a las 23:00 horas, hizo acto de presencia el general Miguel Hurtado Ochoa, pero tras unos minutos y después de dar algunas órdenes se retiró.

Entrevistado posteriormente, el mando militar detalló que en un rondín de rutina los efectivos se percataron que de un vehículo descendieron dos sujetos sospechosos por lo que se montó una revisión la cual se prolongó por varias horas sin dar más detalles.