Inaugura Eruviel Ávila Central de Abasto de San Andrés

La obra en su primera etapa tuvo una inversión de 400 millones de pesos y es una de las más modernas de América Latina.

Ciudad de México

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila inauguró la primera etapa de la Central de Abasto de San Andrés, Chicoloapan, una de las más modernas de América Latina.

En la primera etapa de esta obra se invirtieron 400 millones de pesos y beneficiará a más de cinco millones de mexiquenses de 20 municipios de la zona Oriente de la entidad, al permitir una mejor distribución y acopio de alimentos, además de generar nuevos empleos para la consolidación de la economía.

"Es para mí un alto honor inaugurar esta muy moderna central de abastos del Estado de México, que por sus características se posiciona como de las primeras, no únicamente en México, sino a nivel Latinoamérica. En el Estado de México vamos a seguir trabajando para que se fortalezca la economía, hoy por hoy, somos el estado más grande, más fuerte en economía a nivel nacional.

"El Estado de México concentra, prácticamente, el 14 por ciento de las unidades económicas de todo el país, hablamos de casi 500 mil unidades económicas, somos primer lugar en producción de automóviles, de autopartes, en relación también a la industria químico farmacéutica, somos primer lugar, por ejemplo, en producción de flor, de tuna, de nopal, y somos primer lugar en diferentes temas positivos de nuestra entidad", aseguró.

Eruviel Ávila hizo un reconocimiento a los inversionistas que hicieron posible esta Central de Abasto de San Andrés y agradeció la confianza de ellos y de todos quienes invierten en la entidad, lo cual ha permitido que se encuentre entre las cinco primeras entidades del país que más empleos ha generado en este año.

Las instalaciones cuentan con 100 bodegas divididas en dos naves; genera mil empleos directos y 3 mil indirectos, y entre los municipios beneficiados se encuentran Texcoco, Chalco, Chimalhuacán, La Paz, Valle de Chalco, Ixtapaluca, Nezahualcóyotl.

El proyecto final tiene contemplado una inversión de mil millones de pesos, cuenta con 400 bodegas y ofrecerá 5 mil empleos directos y 15 mil indirectos, de los cuales, 70 por cientos serán para mexiquenses de la zona.

El mandatario estatal estuvo acompañado por el presidente del Instituto Nacional del Emprendedor, Enrique Jacob Rocha.