Se resbala Cordero…“Yo quiero ser presidente del PRI”

En su gira de campaña por Yucatán, el aspirante a la dirigencia nacional del PAN no rectificó su error en el resto de su discurso ante militantes de su partido.
Ernesto Cordero reiteró que una de sus propuestas es recuperar los valores e ideología panista.
Ernesto Cordero reiteró que una de sus propuestas es recuperar los valores e ideología panista. (Daniel Barquet)

Yucatán

"Yo quiero ser presidente del PRI", fue la declaración, inusual, por proceder del senador con licencia y aspirante a la presidencial nacional del PAN, Ernesto Cordero Arroyo, quien no rectificó en el resto de su discurso ante militantes de su partido reunidos en el Comité Directivo en Mérida.

La jornada de Cordero inició corriendo en Quintana Roo, con sus 'Corderorunners', pero la agenda se prolongó por dos municipios del oriente, más la reunión de la tarde-noche en Mérida y en todos los actos habló en contra del PRI y de la necesidad de un panismo fuerte ante su rival político, hasta sobrevenir el lapsus.

"El PAN tiene que ser independiente del gobierno, acá no se le debe tirar línea, por eso quiero ser presidente del PAN para que todos nos sintamos militantes de un partido digno, de pie, con orgullo y con legado... yo quiero ser presidente del PRI para honrar ese legado de millones de miles de mexicanas y mexicanos que desde 1939 han construido el país que hoy tenemos", se alcanzó a escuchar en las bocinas del lugar y quedó registrado en las grabadoras de los medios de comunicación. Según el aspirante, si las elecciones internas fueran hoy, él sería el presidente del PAN por una diferencia del 20 por ciento.

El candidato por la presidencia del CEN panista, aseguró en Yucatán que de llegar dirigir su partido, se encargará de implantar una "auténtica democracia" al interior de ese instituto político y que se pondrá fin a las "líneas políticas".

De manera inicial fue recibido en el municipio de Chichimilá como primera escala de su gira proselitista por Yucatán, ante unos 200 militantes dentro del padrón de su partido en la zona oriente de la entidad, a quienes explicó que se encuentra en campaña porque quiere "un panismo de pie" que no sea sumiso ante el poder, lo cual le fue aplaudido por sus simpatizantes, procedentes de varios municipios de la zona, como en el caso de Panabá y Sucilá.

Entre mestizas con hipiles multicolores, según la tradición política local, realizó el paseíllo por las principales calles del pueblo hasta su llegada a la sede del Comité Directivo Municipal donde se realizó la reunión.

Posteriormente, en Buctzotz, aseguró que nunca más un dirigente nacional del PAN impondrá líneas políticas para influir en la manera de pensar de la militancia.

Reiteró que una de sus propuestas es recuperar los valores e ideología panista, "para rescatar al PAN y que sea un partido fuerte, democrático y responsable", mediante la defensa de los ideales de libertad con los que se fundó el partido.

Sostuvo que antes que reconocer los logros de un gobierno priísta como el de Enrique Peña Nieto "hay que hablar de los logros de los ex presidentes del PAN, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, el programa Oportunidades, y el programa 60 y más".

Además, subrayó que al ganar y estar durante 15 meses de su período como líder panista no iría por la reelección: "La reelección en el PAN se puede evitar, apoyando mi candidatura", propuso a la militancia yucateca.

También hizo un llamado a que la contienda interna no parta en dos al blanquiazul, pero que tampoco se promueva una falsa unidad.

"Unidad bien entendida, que no se confunda con la uniformidad del PRI, allá se les exige a todos pensar igual, ajustarse a la línea a todos hacer lo que la dirigencia les pide. El PAN no es así, el PAN se convirtió en la base de los ciudadanos libres y de irnos organizando para arriba y así empezamos a elegir a nuestros dirigentes."-expresó.

Al término de su participación en los municipios del oriente de Yucatán convivió con algunos de los integrantes de su equipo de campaña a nivel local, como en el caso de la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, el diputado federal Sergio Chan Lugo y el ex presidente estatal del PAN y ex senador, Alfredo Rodríguez y Pacheco.

No faltó quien cuestionó a los hermanos Barrera Concha, uno de ellos actual alcalde de Mérida y presidente de la asociación de ayuntamientos panistas en el país, pues hace un par de años eran los representantes oficiales de Cordero Arroyo en Yucatán y ahora se pronunciaron por Gustavo Madero.

La gira por Yucatán concluye durante el jueves cuando se proceda a continuar el recorrido con la militancia, ahora en el vecino estado de Campeche.