Envejecen las palmas de coco en Guerrero; urge renovarlas

El productor de palmas cocoteras, Pedro de la O Reyes, dijo que es apremiante cambiar siete millones de ellas, pues llevan más de 60 años. Comentó que hay un proyecto para llevar a cabo su ...

Acapulco

Más de 70 mil hectáreas de palmas de coco en la franja costera del estado de Guerrero tienen de 60 a cien años de "vejes", y ha caído su producción en forma considerable.

Detalló que es urgente renovarlas las palas a lo largo de la franja costera de la región de la Costa Grande del estado, reveló uno de los productores de la palma de coco, Pedro de la O Reyes.

"El 60 por ciento de la población de palmas de coco ya están viejas, es decir ya tienen de 60 a cien años, y cada año se perderá un cinco por ciento más y estamos preocupados porque si no se acelera la renovación de las plantaciones nos quedaremos con palmas viejas", alertó De la O Reyes.

Dijo que son más de 70 mil hectáreas las que se tienen que renovar en los próximos diez años, y estimó que más de siete millones de plantas de palma de coco ahora deberán ser renovadas.

Lo anterior es parte de un proceso que llevan a cabo productores integrados en el Grupo Comercial del Coco de la Costa Grande de Guerrero, que encabeza Rosalio Navarrete Ureña.

Además el diputado federal perredista Silvano Blanco de Aquino, a través de la comisión especial para impulsar la agroindustria de la Palma de Coco y productos derivados del mismo.

De la O Reyes, mencionó que ya se tiene un proyecto para llevar a cabo la renovación de las palmas de coco.

"Ya estamos trabajando para tener plantas muy productivas ya tenemos los viveros para tener plantas precoces, las cuales en lugar de esperar siete años para su crecimiento, ahora serán 3.6 años.

-¿Cuántas palmeras están envejeciendo en la franja costera de Guerrero?

-Consideramos que son 70 mil hectáreas las que se tienen que renovar en diez años, es decir más de siete millones de palmeras.

-¿Cómo le van a hacer?

-Pues estamos buscando que tanto el estado de Guerrero como la federación nos ayuden y aporten recursos, dijo el productor.

Señaló que tienen que pasar por un proceso de renovación de las palmeras viejas, las cuales ya no permiten una eficiente productividad, y será con la renovación la primera etapa, ya para la segunda fase del proceso será entrar a la industrialización de la palma de coco, ese es el objetivo, aseveró.