Entrega Ejército control de albergue en Chilpancingo

El albergue instalado en el Instituto del Deporte y la Juventud será controlado por el municipio. El gobernador del estado ofreció entregar víveres, enseres domésticos y artículos de limpieza.

Chilpancingo

Personal del Ejército Mexicano entregó el albergue instalado en el Instituto del Deporte y la Juventud (Indej), en donde se atendió a más de un millar de damnificados por la tormenta tropical Manuel, mismo que quedará en manos del ayuntamiento capitalino.

El del INDEJ, es el albergue con mayor densidad de población damnificada en su seno, se instaló desde la noche del 15 de septiembre y siempre estuvo bajo la responsabilidad del la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La mañana del lunes 28 de octubre, el gobernador Ángel Aguirre Rivero agradeció el respaldo que la fuerza militar dio a los habitantes de las colonias y comunidades afectadas por las precipitaciones del 14, 15 y 16 de septiembre.

Reconoció el hecho de que en dicho albergue se haya instalado una cocina comunitaria, en la que se prepararon miles de alimentos calientes para los hombres, mujeres y niños que llegaron de diferentes puntos del municipio para resguardarse.

Además del ubicado en el Indej, los militares dejaron el albergue que opera en las oficinas centrales del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), lugar que manejaban de manera coordinada con el DIF.

Ahora que los principales albergues pasan al control del municipio, el gobernador Aguirre Rivero ofreció proporcionar los elementos que necesiten, entre víveres, enseres domésticos y artículos de limpieza, con la intención de que los damnificados que ahí permanecen no tengan la percepción de desamparo.

El gobernador reconoció el papel que desempeñó la milicia durante los días complicados de la tormenta tropical Manuel, ya que los trabajos realizados para apoyar a la población fueron determinantes para evitar una crisis más profunda.

Por eso dijo que los mandos castrenses y los elementos de tropa estuvieron a la altura de las circunstancias cuando la población civil los necesitó, de ahí que haya un reconocimiento permanente de parte de su administración.